Los vampiros toman la oficina

Si el pasado viernes os recomendábamos como estreno de la semana Generación Z y un par de películas ya estrenadas de regalo, hoy queremos continuar esa tónica y animaros a que veáis más cine de género, de éste en concreto. La película de la que os hablamos no va de zombies pero sí de vampiros… Exacto, los chupasangre no pasarán nunca de moda.
La historia de Bloodsucking bastards se centra en una oficina de trabajo en la que Evan es un empleado obediente y atrapado en una empresa que le explota. Junto a él trabajan su novia Amanda y su mejor amigo Tim. Evan ansia un ascenso, pero su jefe Ted, le concede ese puesto a su némesis, Max. En este ambiente de rencor laboral y celos aflora una plaga en la oficina: la de los vampiros. Un día de trabajo que no podría sino empeorar.
La película que leída así puede parecer una absurda ridiculez, lo es, pero sin duda es ideal para una tarde de domingo con un cubata en la mano y un bol de palomitas en la otra. La sangre corre a raudales, y las conversaciones sin sentido y las peleas tontas entre los vampiros y nuestros protagonistas resultan irrisorias. Una mezcla entre The office y Abierto hasta el amanecer. 
Desde Blogbuster os la recomendamos si queréis echaros unas risas este fin de semana 🙂