El arte para pintar un cuadro no requiere de manos

El arte llega de diferentes formas y colores. Toda aquella persona capaz de crear y provocar sentimientos en el espectador con su cuadro, escultura o diseño es de por sí un artista, sin importar con qué parte del cuerpo lo realiza.

Eso es lo que enseña la exposición de arte creada por la Asociación de Pintores con la Boca y con el Pie que puede visitarse en la Sala Compañía de Jerez de la Frontera.

Un total de 22 artistas internacionales de esta asociación muestran al público jerezano sus más de 30 cuadros dibujados con la boca o el pie. La pintura se convierte así en el instrumento ideal para romper con sus barreras físicas. El dinero recaudado con la venta de las obras servirá para la concesión de becas y para pagar los sueldos a los artistas que forman parte de la asociación, además de ser una manera de reconocer el trabajo y el esfuerzo de los artistas.

A través de trazos y pinceladas, las obras de estos pintores tratan de demostrar que nada es imposible y que el arte le llega a quien tiene la capacidad de plasmar sus emociones sin que para ello sea necesario tener manos.

Esta exposición puede visitarse hasta el día 23 de noviembre, de lunes a viernes, en un horario de 9.30 a 14.30 horas.

La Asociación de Pintores con la Boca y con el Pie es una organización internacional que se financia con la venta de sus obras, tarjetas de navidad y de primavera, calendarios, libros, agendas, papel de regalo, láminas o puzzles. El colectivo nació gracias a la iniciativa del pintor Arnulf Erich Stegmann, un artista alemán que, víctima de la polio, perdió la movilidad de sus brazos y piernas a los dos años y pintaba sus obras con la boca.

En su país natal, Stegmann reunió a artistas procedentes de ocho países europeos en 1956 y, en España nació, contactó con el artista Manuel Parreño Rivera y juntos crearon ese mismo año la sede en el país.