Izquierda Unida Jerez condiciona su apoyo al Presupuesto 2016 a la inclusión de nuevas medidas

La Asamblea local de Izquierda Unida Jerez ha aprobado dar su apoyo al Presupuesto municipal 2016 bajo la condición de que se incluyan en el mismo una serie de partidas que garanticen la ejecución de algunas de las medidas que la formación incluía en el programa electoral de Izquierda Unida.

Raúl Ruiz-Berdejo, portavoz municipal de la formación ha afirmado que deben actuar con responsabilidad para dejar atrás “todos los prespuestos prorrogados del Partido Popular”. Por ello apoyarán el presupuesto siempre y cuando se incorporen al mismo una serie de medidas que, dentro del poco margen de maniobra que se tiene en los presupuestos de una cuidad intervenida como Jerez.

Izquierda Unida Jerez propone un incremento del 200% de los fondos para actuaciones en las ELAs y barriadas rurales, la consignación presupuestaria necesaria para poner en funcionamiento la futura Oficina de Memoria Democrática, la apuesta por un Plan de Desarrollo Cultural Alternativo que dé respuesta a las demandas de los colectivos culturales que durante mucho tiempo han estado olvidados en esta ciudad y el compromiso de destinar el ahorro que supondrá la municipalización de la Ayuda a Domicilio al incremento de políticas activas de empleo y en la mejora y ampliación del propio servicio.

“No somos mediadores de nada, somos parte implicada y asumimos nuestra responsabilidad”

El Consejo Político de la agrupación en Jerez ha afirmado que su formación apuesta por el diálogo y el entendimiento entre las tres fuerzas políticas firmantes del Pacto de Investidura que aupó a Mamen Sánchez a la alcaldía de Jerez. La dirección considera que “la grave situación que se vive en el consistorio obliga a hacer política con mayúsculas”. A juicio de Izquierda Unida “el escenario ideal pasaría por una dimisión del gobierno local en bloque pero hay que tener altura de miras y actuar desde la responsabilidad”.

Para ello, la agrupación entiende que no es cuestión de hablar de entradas o salidas de gobierno sino de consensuar un programa de gobierno real y factible. A partir de ahí, y una vez alcanzado este acuerdo, la formación de izquierdas afirma que será el momento de estudiar cómo se conformará el equipo encargado de llevarlo a la práctica.