Jerez, ¿Capital Mundial del motor?

Recientemente se ha confirmado una noticia que desde primeros de noviembre era un secreto a voces, Jerez dejará de organizar la carrera del campeonato mundial de Superbikes que venía organizando en los últimos años en beneficio del circuito de Portimao (Portugal).

A todo esto, el actual Gobierno intenta lanzar la enésima cortina de humo argumentando que Jerez permanecerá como “circuito suplente”, ¿cuándo dejarán de tratar a los ciudadanos como si fuéramos parvulitos?

Esta mala noticia solo es la última de una larga lista, entre las cuales está la situación ruinosa de CIRJESA (Circuito de Jerez, S.A.), la empresa municipal empresa encargada de la gestión del circuito, la opacidad e irregularidad de sus cuentas de los últimos años, el desinterés mostrado por el actual ejecutivo municipal que en todo lo que llevamos de año no ha sido capaz de aprobar el Reglamento del Consejo Local del Motor, ente consultivo en el que están representados los motorclubes, asociaciones de vehículos y profesionales del sector de la ciudad que de manera completamente altruista se ofrecen a asesorar, ayudar y organizar eventos relacionados con el mundo del motor, en beneficio de la Ciudad, pero con los que prácticamente no se cuenta para nada. De hecho hace tantos meses que no se convoca una reunión de este Consejo que ya ni recuerdo cuando fue la última.

La prueba de Superbikes, una de las más reñidas y espectaculares del mundo de las dos ruedas, nunca ha funcionado en Jerez como debería ni se ha sido capaz de explotar todo el potencial que tiene y que sí son capaces de alcanzar en otros países y circuitos, no obstante, aún así era una de las principales fuentes de ingresos para hosteleros y restauradores de la Ciudad  ya que desplaza un montón de equipos con todo su personal y staff técnico que requieren alojamiento y manutención.

Por si esto fuera poco, se ciernen nuevas amenazas en el futuro como el proyecto de construcción de un Circuito de velocidad en la cercana localidad de Arcos de la Frontera que han visto, en la incapacidad de los actuales gestores del circuito de Jerez, una oportunidad.

Ante toda esta cadena de despropósitos creo que cabe legítimamente preguntarse:

-.¿Por qué hay circuitos que pueden hacer frente al canon exigido por DORNA para la organización de la prueba de Superbikes y además obtienen beneficios con ello y Jerez no es capaz?

-. ¿Por qué hay circuitos de velocidad en España, que no organizan ninguna prueba de nivel mundial y son rentables y Jerez , siendo uno de los circuitos más conocidos del mundo, no lo es?

-.¿Se le ha dado a esta prueba toda la difusión necesaria a nivel local, nacional e incluso internacional?

-.Con todo el respeto hacia la persona y su cualificación profesional, ¿Tiene el actual Gerente de CIRJESA el perfil idóneo y los conocimientos necesarios para gestionar un Circuito de este nivel y repercusión internacional?

Y dejo para el final la pregunta más importante de todas, viendo todo lo anterior, ¿de verdad nos creemos que Jerez es la Capital Mundial del motor?