Ganemos Jerez y su tormenta perfecta

Han pasado unos días desde que Ganemos se hizo un bucle de sí mismo y se convirtió en lo que fue la tormenta perfecta para llevarse la culpa de todos los males que ocurren en la ciudad. No me nieguen que hay que tener arte para no gobernar y acarrear con las culpas ajenas. Pues así fue y así nos lo contaron.

No han podido tener una política u estrategia de comunicación más nefasta, como fue aquella de convocar una rueda de prensa para el día siguiente mientras la ciudad entera se quedaba en ascuas sin saber si el ayuntamiento seguía bloqueado con unos presupuestos aprobados o no.

Ya en el siglo XXI, te vienen con una propuesta del siglo XX: ‘Mañana daremos una hora de prensa a las doce’. Con lo fácil que hubiera sido en un tweet: ‘Nos abstendremos. Mañana a las doce explicaremos nuestras razones.’ Cuántos sofocos y suspiros se pudieron haber evitado. En fin.

Otro cúmulo nimbus, de aquellos que descargan rayos, truenos y centellas es eso de ‘explorar un tripartito con un gobierno sin Mamen Sánchez’. Perdonen ¿explorar el qué? ¿ustedes no eran los del vídeo de la manita con los tres dedos y una voz que decía ‘Ni Pacheco ni PSOE ni PP? Ese es el compromiso que firmasteis con vuestros votantes en las elecciones municipales.

Si yo firmo con una agencia de viajes un contrato para viajar con guía a las pirámides de Egipto, si luego considero explorar el Nilo por mi cuenta, que no me extrañe que me muerda un cocodrilo. ¿Se me entiende? Las promesas están para cumplirlas, no para explorarlas. Antes que cualquier asamblea, está el compromiso firmado con la gente que votó. En eso consiste al menos, la llamada nueva política.

El personalizar todo los problemas de Jerez en la dimisión de la alcaldesa tampoco se entiende y no lo explican.  ¿El problema es Mamen o es el PSOE? ¿Cuál es plan B? ¿Otra persona del PSOE? ¿Un gobierno tripartito donde el alcalde/alcaldesa no sea del PSOE? Volvemos a los tres deditos de la campaña.

Y luego la sorpresa de que dos de sus concejales dejan sus cargos orgánicos para dedicarse de pleno al Grupo Municipal. ¿Perdonen? No se entiende desde fuera. Nos guste o no, el sistema que tenemos en España es el que tenemos y una persona llega a ser concejal al ir en la lista de un partido político o una agrupación de electores.

Es el partido político el instrumento que la Constitución pone, repito, nos guste o no y es la ley, para que la ciudadanía participe en las instituciones. Entonces, si un concejal decide dejar puestos de responsabilidad en su partido ¿eso no es romper el cordón umbilical que le une a la gente? ¡Porque el partido es la correa de transmisión! ¡No va a ir el concejal o concejala de puerta en puerta en un ciudad con más de 200.000 habitantes a ver qué le ocurre a la gente! Este es un debate muy viejo en otros partidos.

Es penoso ver a Ganemos en lo mismo. Sobre todo por lo chirriante de lo que se ve. Concejales que se consideran incapacitados para llevar dos responsabilidades y eligen una, precisamente la que puede llevar compensación económica. Y ojo, que no digo que sea ni ilegal ni amoral ni que esté mal. Pero es ponerle argumentos al adversario para hundirte.  En bandeja de plata.

Y por otro lado está el papel de Podemos en Ganemos, porque mal que le pese a algunos, Ganemos es Podemos para la gran mayoría de jerezanos y jerezanas, aunque los que vivimos la política de cerca sepamos que no es lo mismo. Pero ya eso da para otra columna. O para otra tormenta.