¿Feliz Navidad?

El día de los enamorados, el del padre, el de la madre, el de los abuelos, el de… Siempre he creído que todo es un invento de “El Corte Inglés” al que igual que también creo que lo de “Felices Fiestas” es otro invento de los grandes comercios.

Vivimos en una sociedad donde impera la cultura del consumismo, cuanto más compremos mejor nos lo pasaremos.

Mi infancia se desarrolló durante los años 50, años de mucha miseria en España, y recuerdo algunas Navidades donde sólo había sobre nuestra mesa unos pestiños caseros y una botella de Anís y otra de Ponche, ¡no había más! y éramos felices con lo que teníamos. Recuerdo también una mañana de Reyes que nos levantamos y los Reyes esa noche pasaron de largo por nuestra casa. Mis padres no podían comprar ni una simple pelota, sé que ellos lo pasaron peor que nosotros y más cuando veíamos a nuestros amigos y vecinos con muñecas y pistolas de mixtos (los juguetes de aquellos años).

Ahora no es así, o ¿sí lo es? porque mientras en muchas casas no se privan de nada en otras escasean hasta un simple litro de leche. Miremos a nuestro alrededor y un poco más allá y veremos familias donde las Navidades y los Reyes para ellos serán igual o peor que la de los años que viví durante mi infancia, porque para esas personas sin ingresos, los desahuciados de sus casas, los que viven en la indigencia, para esas personas estas fechas son unos días más en sus míseras vidas.

Es por eso por lo que me hago la pregunta de ¿Felices Fiestas para quiénes? para un sector de la sociedad puede que sí pero para otro (lamentablemente cada vez más numeroso) os aseguro que no.