#AlMinutoEn profundidad

Una despedida del ERE después del ‘no’ a la readmisión: "Aspiro a que los servicios sociales me ayuden o tiro para adelante”

0
Pepa Sánchez, despedida en el ERE municipal y ahora empresaria.

Su sueño durante mucho tiempo ha sido conocer la ciudad cubana de Varadero, recorrer, y disfrutar de sus 22 km de playas exóticas. Casi sin esperarlo, a los 51 años, la vida de Pepa Sánchez, jerezana, administrativa y secretaria de dirección del Ayuntamiento de Jerez dio un giro radical que le llevaría a hacer realidad ese sueño con muchos matices y variantes y no sin “pasarlo mal”.

Sánchez ha decidido comenzar 2017 mirando adelante, con la apertura de una tienda de moda y complementos a la que ha asignado el nombre del destino de sus sueños, ‘Varadero’. Con ella quiere dar portazo a una más que decepcionante etapa de su vida.

Sánchez es una de las despedidas en el ERE municipal que el PP llevó a cabo. “Ese día estábamos todos pendientes porque la famosa lista se hizo de rogar un poco. En el ‘sorteo’ estábamos todos, pero yo tenía una pequeña esperanza de que no me iba a tocar por la antigüedad que tenía, las cargas familiares…”. Estas y otras circunstancias que le hacían pensar que podría librarse. No fue así, le cayó “como un jarro de agua fría”. Recuerda el momento en el que recibió la noticia: “Estábamos trabajando en Promoción de la Ciudad. Una compañera me llamó y me dijo que estaba incluida en la lista”.

La exempleada municipal se ha decantado por montar su propio negocio ante las escasas y poco alentadoras alternativas que contemplaba. “Me quedo en casa y aspiro a que algún alma caritativa o los servicios sociales me ayuden, o tiro para adelante”, afirma con rotundidad. También da gracias a sus familiares que, en la medida de sus posibilidades, le han prestado ayuda durante este tiempo, evitando así tener que recurrir a las ayudas comunitarias.

Sus hijos –el mayor de 27 años, que trabaja fuera; el mediano de 24, en paro tras terminar los estudios; y la pequeña, estudiante de 15 años— han sido sus principales pilares a la hora de montar su propio ‘Varadero’, animándola y dejándose la piel en todo el montaje. “Hemos procurado que sea algo bonito, pero currándonoslo mucho porque no teníamos muchos recursos y había que darle muchas vueltas para que el resultado fuera bonito. Me han animado y me animan mucho, dicen que va a salir bien”, cuenta la recién estrenada empresaria.

La jerezana, Pepa Sánchez, en el interior de la tienda de moda y complementos que ha inaugurado en 2017.

La jerezana, Pepa Sánchez, en el interior de la tienda de moda y complementos que ha inaugurado en 2017.

El pequeño paraíso en el que ha depositado lo poco con lo que contada sustituye las playas paradisíacas por una amplia exposición de ropa, calzado y bolsos. Se encuentra en la avenida de los Marianistas. El lugar no ha sido escogido al azar. Un local, próximo a su domicilio, quedó vacío. Además, en los alrededores hay dos centros educativos que favorecen el continuo trasiego de gente.

Este ha sido el colofón a cuatro años de espera e incertidumbre. Sánchez, divorciada y madre de tres hijos, no ha permanecido de brazos cruzados mientras esperaba que la Justicia se pronunciase al respecto. Comenzó a prepararse unas oposiciones para el Ayuntamiento de Cádiz, pero reconoce que se informó tarde “y no salió adelante”. Ha entregado currículums en muchos sitios, ha llamado a la puerta de conocidos y de lugares donde tenía el mínimo atisbo de esperanza de poder trabajar. Pasaron cuatro años con sus días y sus noches sin encontrar una salida laboral alternativa real.

Esperaba que la justicia se pusiera de su lado porque, a su juicio, el despido fue arbitrario. “Nos han dado la razón en parte, pero no como queríamos. El Juzgado de Primera Instancia dice que es improcedente; el TSJ aún no se ha pronunciado en mi caso”.

Con la entrada de los socialistas en el gobierno local y la bienvenida de la alcaldesa, daba por hecho la reincorporación de los despedidos en el ERE. Con el 2016 se diluyó la mínima esperanza de lograrlo. “En el momento en el que Mamen Sánchez dijo públicamente que no nos iba a readmitir —no porque no se pudiera hacerlo, sino porque no ha querido hacerlo…—, ya no nos quedaba otra. La justicia nos está dando la razón y nos tienen que pagar más dinero, pero no nos dan la nulidad. Lo que teníamos era el compromiso de la alcaldesa que lo ha incumplido. Entonces me he planteado mirar adelante y tirar para otro sitio”.

Dicho y hecho. A lo largo de este tiempo la indemnización y el desempleo lo ha “estirado”, hasta no poder más y “no tenía nada”. De modo que, ha puesto en marcha su negocio de moda gracias a un préstamo. “Ha sido embarcarme en una historia en la que tenemos mucha ilusión y muchas esperanzas, pero que también es muy arriesgado”. Afronta la nueva etapa con ilusión, con prudencia, ganas y miedo a lo desconocido, “a que no salga bien porque habría que responder a una deuda”.

En estos cuatro año “he aprendido que no me puedo fiar de ningún político”. Según esta jerezana, vapuleada al igual que el resto de los despedidos, “todos mienten, no tienen escrúpulos a la hora de prometer y les da exactamente igual la gente. Hay alguno que se salva pero, en general, es con lo que nos hemos topado aquí en Jerez”. “Ha habido dos gobiernos de tendencias opuestas pero el resultado ha sido es el mismo en ambos casos”.

Pepa Sánchez da por superado este capítulo. Opina que puede haber quien haya recurrido al Supremo y quienes recurrirán al Constitucional si hace falta, es decir que están en la lucha todavía. A pesar de que ya tiene su meta cumplida por la que peleará, respeta a los demás despedidos. “Por mucho que me decían yo no veía la salida. Lo he pasado mal, mucho. Han sido cuatro años largos, muy largos. Pero ya han pasado y estamos en otra cosa”, sentencia.

Te gustará también

Comments

Comments are closed.

More in #AlMinuto