Fran Soto: "Seríamos el bicho raro si no quisiéramos ir a Eurovisión"

Fran Soto es un joven jerezano que ocupa el cargo de secretario nacional de la Asociación de Eurovisivos de España (AEV España), todo un experto en el festival de Eurovisón que cada año convoca a miles de europeos alrededor de la televisión
fran-soto-eurovisión.jpg?fit=797%2C501
Fran Soto es un joven jerezano que ocupa el cargo de secretario nacional de la Asociación de Eurovisivos de España (AEV España), todo un experto en el festival de Eurovisón que cada año convoca a miles de europeos alrededor de la televisión

Hace una semana se conoció el nombre del representante de España en Eurovisión, Manel Navarro, quien ha aparecido en el panorama eurovisivo con cierta polémica. Con el tema de Eurovisión candente, LaFM ha charlado sobre este asunto y muchos más con Fran Soto, un joven jerezano que ocupa el cargo de secretario nacional de la Asociación de Eurovisivos de España (AEV España), todo un experto en este festival de la canción que cada año convoca a miles de europeos alrededor de la televisión.

Eurovisión es el festival que nadie ve pero que siempre revienta las audiencias en Televisión Española, ese concurso en el que España no gana desde 1969 con Salomé y su ‘Vivo cantando’. ¿Por qué seguimos yendo? ¿Qué nos hace falta para ganar? ¿Por qué Australia compite en Eurovisión? Estas y muchas preguntas más se las hemos planteado a Fran Soto quien este año ya ha anunciado que no acudirá a Ucrania 2017 “de vez en cuando hay que descansar para volver a ir a este festival con ganas”. Como la polémica del ‘tongo’ es tema candente, iniciamos nuestra entrevista preguntándole sobre Manel Navarro y su canción ‘Do it for lovers’.

LaFm: Manel Navarro será quien represente a España en Ucrania 2017 con la canción ‘Do it for your lover’, ¿qué te parece?

Fran Soto: No me parece ni bien ni mal pero no creo que sea una canción que vaya a pegar en Europa, aunque esto luego nunca se sabe porque canciones muy sencillas han calado bien y canciones de las que se esperaba mucho no han llegado a ningún lado. ¿Cómo canción? Bien. ¿Cómo cantante? Tampoco me parece exagerado y encima luego tiene la polémica por detrás.

LaFm: La polémica, el corte de mangas que hizo al público durante ‘Objetivo Eurovisión’…

F.S: Entiendo que el corte de mangas fue la reacción de un chaval joven que se ve desbordado, abucheado casi y puesto en cuestión en ese momento por el resto del público… Se puede justificar o comprender hasta ese punto de vista aunque como decía Íñigo: “Un cantante tiene que estar dispuesto a que le partan la cara encima de un escenario”… Si estás empezando tu carrera, no te quieren por el motivo que sea y nada más empezar sacas un corte de mangas, no es la mejor manera de presentarte.

LaFm: Tras este presunto amaño en su elección como candidato y su corte de mangas, Manel Navarro llega a Europa un poco con malas sensaciones.

F.S: Imagínate… En las apuestas está el penúltimo, aunque es verdad que sólo hay diez canciones por ahora, es sólo un detalle, pero fue elegido tercero por el público, los fans no están contigo por todo el proceso en que fue escogido, la votación y que Televisión Española no se pronuncia al respecto, pues… Ahora mismo el apoyo no lo tiene… ¿Cómo vas a Kiev así? Sin el apoyo de un público que no te conoce y los que han visto la gala tampoco has calado mucho…

LaFm: Hablemos un poco de nuestra candidata el año pasado, de Barei, la cual llegó a la final colocándose en las apuestas incluso la tercera, con posibilidades de estar en muy buenas posiciones, aunque al final parece que se desinfló, la canción ¿qué tal?

F.S: Dentro de los gustos hay miles, la canción de Barei en general gustaba bastante entre los eurofans españoles y también fuera, no desproporcionadamente pero sí bastante, aunque había muchas críticas por que fuera en inglés pero bueno… Personalmente no era mi estilo, no me hacía mucha gracia el tipo de música y veía estando allí que no íbamos a hacer mucho… Como dices, el día de la final llegó a estar tercera en las apuestas y un amigo me decía que si apostaba por ella; yo, que estaba en Estocolmo, le recomendé que no a pesar de que su actuación fue una de las más aplaudidas, pero yo sabía que no… no sé, llámalo intuición… Y al final no fue a pesar de que hizo un buen papel.

Fran Soto, durante su entrevista en la redacción de LaFm. (Foto: MJ Romero)

LaFm: Siempre ocurre que España llega a Eurovisión siendo una de las favoritas, o al menos eso es lo que le hacen creer al artista de turno que se manda allí.

F.S: Hay que partir con los pies en el suelo…  El año de Rosa (de España) fue algo espectacular de cobertura y de éxito en parte gracias a ‘Operación Triunfo’ pero obviamente Rosa no fue favorita nunca y hasta nosotros que lo sabíamos nos dejamos arrastrar por ese ánimo, aunque sabíamos que no lo era. No acabó de las últimas porque se le hizo una campaña espectacular en el extranjero y la votaron como nunca nos habían votado los emigrantes que teníamos por aquel entonces repartidos por Europa. Si no llega a ser por la campaña de TVE Rosa hubiera quedado la catorce, pero quedó séptima. El año que realmente fuimos favoritos junto con las Tattoo de Rusia fue con Beth (también salida de OT) y acabamos octavos. Ese año sí éramos favoritos, con lo que no te puedes fiar mucho de lo que dicen los medios generalistas, los eurofans siempre tendremos un poquito más de actualización de la información.

LaFm: Sabemos que este año no vamos a ganar porque siempre es así… ¿Qué hace falta? ¿Qué necesitamos para volver a ganar Eurovisión?

F.S: Si yo lo supiera… Lo que creo que hace falta es mirar hacia afuera y ver qué gusta en Europa y sobre todo ser original porque normalmente quien gana es el que hace algo diferente a los demás. El año pasado ganó Jamala con una balada así que no vale mandar este año un tema igual porque seguramente no ganemos. Creo que en España no se hace una música que guste en Europa, tenemos un gusto muy concreto y se mira sobre todo mucho a América y eso lastra que podamos hacer algo en Eurovisión. Cuando queremos hacerlo, compramos una canción a Suecia como hemos hecho dos veces pero claro, son buenas pero no son primeras canciones, esa las llevan los suecos, así que siempre quedamos por detrás. En definitiva hay que mirar lo que gusta fuera, lo que no se ha hecho antes o pocas veces y pegar y sobre todo tener algo de suerte, que te toque el año que ni Suecia ni Rusia lleven el temazo. Mi teoría es que los países ganan cuando menos te lo esperas y ya ha pasado varias veces… Austria por ejemplo ganó con Conchita Wurst que es un personaje que no se va a repetir y no lo hacían desde el 66.

LaFm: El año que llevamos a Chikilicuatre fue un poco escarmiento del público a Televisión Española, son los riesgos de hacer una votación únicamente popular a través de Internet.

F.S: Aquello fue la guinda, aunque también había un interés económico por parte de Buenafuente y La Sexta que supongo beneficiaría también de alguna manera a TVE. Le vino bien a todo el mundo menos a lo que era bueno de verdad, que era llevar un candidato serio bueno y en condiciones a Eurovisión.

LaFm: Cada año, nada más acabar la gala de Eurovisión, muchos alzan la voz preguntándose por qué seguimos yendo a este festival… ¿Por qué lo hacemos?

F.S: Como fan creo que debemos seguir yendo a Eurovisión porque es un certamen de música al que van todos los países, todos quieren ir y por eso hay 43 países y dos semifinales… Seríamos el bicho raro si no quisiéramos ir a Eurovisión, Turquía no va por motivos políticos pero creo que hay que seguir yendo. Además, es un lugar donde se comparte música y cultura popular, sencilla y Televisión Española como medio público que nos representa tiene también sus motivos para ir.

LaFm: Es tal el fenómeno de Eurovisión que hasta países que no son de Europa quieren participar. Véase el caso de Australia que lleva dos años viniendo con bastantes buenos resultados.

F.S: Ahí está la diferencia en la intención o la capacidad incluso, ya no sólo de una televisión que hace de mediadora, sino de todo un país por llegar a un lugar donde hay 40 más que van a lo mismo que tú y como decía Íñigo: “Hasta el último quiere hacerlo bien”. Hasta ese que tú ves y dices que es el peor, hasta ese va con la mentalidad de ganar o de hacerlo lo mejor posible dentro de sus capacidades. Si vas sólo para cubrir el expediente te va a ir mal y si encima peleas con 40 más pues… Muchos artistas españoles han llegado allí (a Eurovisión) y se han dado cuenta de lo poco preparado que iban, como el caso de ‘El sueño de Morfeo’ que llegó allí como banda consagrada y luego pasa lo que pasa… No hay que dejar de ir a Eurovisión, lo que hay que hacer es ir preparados. (*’El sueño de Morfeo quedó el 25 con sólo 8 puntos).

LaFm: La representante de Australia el año pasado por poco gana Eurovisión y con eso Twitter ardía.

F.S: Claro porque además Australia era prácticamente la favorita del jurado y hay mucha gente que no entiende por qué estos países participan… Si hubiera ganado se habría hecho este año en Europa no allí, por supuesto, pero tienen una cultura europea basada en sus raíces y tiene algo de sentido. Y encima llegan y lo hacen bien pues es que se merecen ganar.

LaFm: Se merecen hasta volver…

F.S: Claro. Encima que vienen, se lo curran, se hacen 10.000 kilómetros y quedan terceros, ¿qué vas a decirles? ¿Les vas a poner pegas? Lo que hay que hacer es aprender de ellos.

LaFm: Cada año nos encontramos con países que casi siempre repiten posiciones del top ten…

F.S: Tenemos a Rusia y a Suecia que son dos países punteros, que llevan una canción casi siempre ganadora porque se lo curran, lo hacen y pegan y encima parece que no les cuesta esfuerzo, y ahí están. También está Ucrania que este año pasado ganó un poquito de rebote y Australia que ha llegado pisando fuerte con una manera de saber y de entender al público europeo que parece que lleven toda la vida participando.

LaFm: El Festival con los años ha ido ‘normalizando’ el idioma hacia el inglés, de hecho España el año pasado llevó una canción en ese idioma, ¿es un error abandonar la lengua materna?

F.S: Es verdad que eso disminuye la originalidad de las canciones y las hace que todas suenen comercial pero al final si vemos que yendo en inglés en vez de en español tenemos más opciones, no es la garantía pero hay un poco más de posibilidades de que te entienda más gente, pues habrá que hacerlo. ¿Siempre? No tiene por qué, se puede ir un año en español y otro en inglés.

LaFm: O se puede ir como fue Rosa con el ‘Europe´s living a celebration’…

F.S: Hay gente que no le gusta los mixes pero se puede hacer. La ganadora de 2016 Jamala cantó en inglés y en tártaro. Desde que hay libertad de idiomas en el 99, todas las canciones que han ganado menos una eran en inglés, así que algo habrá.

Fran Soto, durante su entrevista en la redacción de LaFm. (Foto: MJ Romero)

LaFm: Eurovisión es un poco como los documentales de La2 que nadie ve pero ahí están.

F.S: Ahí están… El año pasado tuvo un bajoncillo de audiencia en parte también porque la cantante no era conocida, pero normalmente suele ser uno de los programas más vistos del año por cifra de audiencia y share, así que no se puede decir que no lo ve nadie.

LaFm: Algo debe de tener para engancharnos cada año. A muchos además nos gusta sentirnos Uribarri y hacer nuestras quinielas en las votaciones con los países del Este, en ese momento todos somos expertos en geopolítica…

F.S: Hombre yo eso lo he visto siempre normal, que a ti te guste más Italia o Portugal porque te suene más el idioma y al sueco le suene más parecida la noruega o al ruso la de bielorrusia… La afinidad es normal. Normalmente el que gana no es porque le haya votado su vecino sino porque ha gustado a todo el mundo. Sí puede pasar que uno quede el 14 en vez del 17 porque haya recibido puntos del vecino pero tampoco más, si no siempre ganaría el mismo país, no ganaría un año Noruega y al año siguiente acabar última, o no ganaría Austria que no lo hacía desde hace 40 años. ¿Qué no ganamos nosotros? No es porque no nos voten los vecinos sino porque hay algo más que no funciona.

LaFM: ¿Y seremos capaces de ver alguna vez a un español ganar Eurovisión?

F.S: Pues… no lo sé, espero que sí… De hecho en fútbol mira cómo nos iba y hemos ganado tres veces seguidas… Pero en Eurovisión ahora mismo hay que cambiar muchas cosas. Aunque quien sabe, lo mismo este año o el que viene se juntan el hambre con las ganas de comer y ganamos de una forma inesperada pero por lo normal si se siguen haciendo las cosas así, me parece que no.

LaFm: Eres el secretario de la Asociación de Eurovisivos de España (AEV), ¿cómo ha cambiado la percepción de este festival con los años?

F.S: AEV se fundó en 1989 y desde entonces ahí está pero claro, no es lo mismo el 89 que 2017, la cosa ha cambiado mucho. Antes eras el único eurofan del mundo para ti y hasta que descubrías que había más gente y a través de estas asociaciones (OEGAE, AEV) podías conocer las noticias sobre Eurovisión con las revistas que editan. Ahora con internet hay miles de webs y se habla de Eurovisión hasta en el Congreso, antes no, antes tú eras el único bicho raro hasta que te enterabas que había más.

LaFm: Eurovisión siempre ha tenido ese puntito de estar mal visto o ser un bicho raro, como decías, por simplemente ver la gala cada año.

F.S: Y eso era el que lo veía, imagínate ya el que lo grababa para verlo otro día…

LaFm: Desmitificamos pues que nos somos bichos raros los que vemos Eurovisión, ¿no?

F.S: Hombre, todo el que no comparta que tienes un hobbi así de especial, te verá como un bicho raro, ya sea que caces Pokemons o veas Eurovisión o seas cofrade, lo que pasa es que aquí cofrades hay muchos pero a lo mejor en Nantes te ven como un bicho raro porque eso no lo hay. Así que sí, vamos a desmitificar eso.

LaFm: ¿Cuántos eurofans hay en España?

F.S: De fans no sé… En nuestra asociación somos unos 200 que pagan su cuota. En OGAE (club internacional de fans del Festival de Eurovisión) hay más sobre todo porque al ser parte de la “oficial” europea tiene derecho a entradas para los festivales y eso tira mucho. Pero en total… depende del grado, muy eurofan puede haber menos y gente que lo ve como tú, por ejemplo, pues tiene que haber muchísima… porque además fíjate la que se ha formado con el ‘tongo’ así que debe haber mucha gente.

LaFm: ¿Cuál es tu primer recuerdo de Eurovisión?

F.S: Lo primero que me acuerdo de tener conciencia de Eurovisión es con Nina… No vi ese festival ni recuerdo haberlo visto pero muchos fans que éramos de la época del ‘Un, dos, tres…’ lo recordamos, no sé por qué… Nina era azafata de este programa y en el 89, dos años después fue a Eurovisión y eso lo recuerdo, vagamente pero lo recuerdo. Recuerdo a Azúcar Moreno con ‘Bandido’ y en el 91 sí que lo vi y recuerdo a Sergio Dalma y ‘Bailar Pegados’ que fue un boom y a partir de ahí lo he visto todos los años.

LaFm: En todos los años del Festival de Eurovisión, ¿cuál ha sido la canción española que más te ha gustado?

F.S: Me gusta mucho la de Nina, puede que porque es la primera que recuerdo, y la de Sergio Dalma. La más reciente que más me gusta es la de Beth y creo que podría haber ganado perfectamente ese año.

LaFm: ¿Y la que menos te ha gustado?

F.S: Obviando al Chikilicuatre que no se puede considerar ni siquiera una canción… Las que menos me han gustado a mí son Las Ketchup, que no fueron muy acertadas o la de Miki en los 70’s… Pero obviamente la peor de las peores tiene que ser el Chikilicuatre.