Los 5 nuevos deportes para Tokio 2020

SURF.png?fit=896%2C455

El transatlántico olímpico capitaneado por Thomas Bach, presidente del Comité Olímpico Internacional (COI), puso rumbo al futuro el pasado 3 de agosto de 2016. Ese día se celebró la 129ª sesión del COI en Río de Janeiro y se aprobó la inclusión de cinco nuevos deportes para Tokio 2020: béisbol/sóftbol, ‘skateboard‘, escalada, surf y kárate.

Las principales razones de esta ampliación (de 28 a 33 deportes) son la búsqueda de aumentar las ya de por sí enormes audiencias y el interés por atraer a los jóvenes, como el propio Bach reconoció durante la sesión: “Queremos llevar el deporte a los jóvenes. Con las múltiples opciones que tienen los jóvenes no podemos esperar que vengan automáticamente a nosotros. Tenemos que ir a ellos.”

La inclusión de estos nuevos deportes (el béisbol y el sóftbol ya estuvieron en anteriores ediciones) culmina un proceso iniciado por el COI en 2014. Durante este bienio, el comité organizador de Tokio 2020 recibió las peticiones de hasta 26 deportes interesados en ingresar en el evento olímpico, entre ellos el ajedrez, el billar o el sumo.

 

BÉISBOL/SÓFTBOL

Los únicos nuevos deportes que no debutarán en la cita tokiota. El béisbol fue olímpico entre Barcelona ’92 y Pekín ’08; mientras que el sóftbol lo fue desde Atlanta ’96 hasta el evento chino.

Al ser complicado organizar dos torneos masculinos y dos femeninos, siempre se ha optado por que el sóftbol sea jugado por mujeres y el béisbol por hombres. Las diferencias, explicadas por Julio Pernas, presidente de la Federación Española de Béisbol y Sóftbol, consisten en que este último se practica en un “terreno de juego más pequeño, con una pelota más grande” y el lanzamiento se hace por abajo y no desde arriba, como en el béisbol, siendo el desgaste físico mayor en éste.

Un jugador de la selección española de béisbol efectuando un lanzamiento. (Foto: Real Federación Española de Béisbol y Sóftbol)

La celebración de la cita olímpica en la capital nipona ha sido fundamental para la inclusión de ambas disciplinas, donde “son deportes número 1. [Tokio] tiene instalaciones perfectamente equipadas”, argumenta Pernas.

Sin embargo, uno de los principales problemas por los que el béisbol fue eliminado continúa en la actualidad: a diferencia de la NBA, “las fechas de los Juegos Olímpicos siempre coinciden con las ligas profesionales de la Major League Baseball [MLB], con lo cual es muy difícil que los mejores jugadores asistan.”

Aunque todavía no hay confirmación oficial, se prevé que participen seis selecciones por deporte, una de los cuales, a falta de que se estipule el formato de clasificación, será europea. Pernas se muestra moderadamente optimista de cara a una posible clasificación de nuestro país en béisbol. El subcampeonato de Europa logrado en 2016 -siendo la mayoría jugadores nacionalizados- invita a ello. En sóftbol, en cambio, “lo tenemos mucho más complicado.”

 

‘SKATE’

Aunque al final el ‘skate’ ha sido elegido entre los cinco nuevos deportes, no era la primera opción de la Federación Internacional de Patinaje. La modalidad “que más posibilidades tenía, y que estuvo a punto, era el patinaje de velocidad”, confía Carmelo Paniagua, presidente de la Federación Española. El peso de Estados Unidos -y de su televisión- en este deporte ha influido “sin ninguna duda” en la elección del ‘skate’, donde es muy seguido.

Tener una gran audiencia potencial y ser un deporte muy atractivo para los jóvenes fueron dos bazas muy importantes que ayudaron a inclinar la balanza a favor de la tabla con ruedas, a pesar de la “ausencia de un programa de controles antidopaje de calidad” que denunció la Agencia Mundial Antidopaje (AMA) cuando los X-Games se celebraron el año pasado en Oslo, Noruega.

Los X-Games son una competición de deportes extremos organizados por la ESPN donde el ‘skate juega un papel fundamental. Paniagua afirma a este respecto que “si algún deportista no quiere que se le haga un control ‘antidoping no podrá participar.”

Por el momento se desconoce cómo serán las pruebas en Tokio 2020, se está estudiando qué puede gustar más mediáticamente. Desde la Federación creen que “sí hay alguna opción [de medalla para los españoles] pero tenemos que dar tiempo al tiempo. Tenemos tres, cuatro deportistas, tanto chicos como chicas, que tienen una calidad importante a la hora de practicar esta disciplina.”

 

ESCALADA

El reconocimiento olímpico para la escalada se consiguió realmente rápido, si atendemos a las explicaciones de Lluís Giner, director técnico de la Federación de Deportes de Montaña y Escalada, que explica que “la Federación Internacional se constituyó en el año 2007.”

Fotografía colección FEDME

La escalada de competición se compone de tres modalidades: la escalada en bloque (hacer un circuito bajo sin cuerdas), de dificultad (llegar lo más arriba que se pueda en un tiempo establecido) y de velocidad (completar la subida en el menor tiempo posible). En Tokio 2020 “lo que habrá es un formato de competición donde sumarán las tres pruebas y donde el deportista que gane el oro será el más completo, el que mejor lo haga en las tres modalidades.”

Las opciones de sumar medalla en este deporte no son muy altas: “Es muy difícil, hay que tener los pies en el suelo. Es complicado porque en España la velocidad no está enrraizada en absoluto y hay que empezar a trabajar en esta modalidad, aunque somos competitivos en bloque y dificultad”.

Aún sin saber oficialmente cómo se podrán clasificar los escaladores, las plazas disponibles suponen otro obstáculo para los intereses españoles: “Sabemos que habrá tan solo 20 plazas para hombres y 20 para mujeres. Por tanto, ganarse una plaza va a ser muy difícil.”

 

SURF

El punto fuerte del surf es su “importante componente lúdico-deportivo”, asegura Carlos García, presidente de la Federación Española, algo que lo hace muy atractivo para las audiencias jóvenes, las ansiadas por el COI.

García afirma rotundamente que los surfistas españoles tienen opciones en la cita nipona. “Ahora mismo tenemos un grupo de chicos que están en los 30 años -el surf tiene la ventaja de que a los 40 años puedes estar en tu mejor nivel- como Aritz Aranburu, Gony Zubizarreta, Jonathan González… Varios deportistas que están entre los 27 y 30 años con una madurez increíble.” Y los juniors también pisan fuerte: “Ariane Ochoa acaba de clasificarse tercera en el campeonato del mundo junior en Australia. Luis Díaz fue campeón del Open de Estados Unidos junior. ¿Qué les falta a estos chicos? Que podamos tener más recursos.” Como en todos los deportes, competir es fundamental para ganar experiencia y obtener mejores resultados. Con más recursos económicos los surfistas pueden acudir a más competiciones. García explica que su federación tiene un presupuesto de “400.000 euros”, una de las que menos tiene, recibiendo 170.000 de subvención del Consejo Superior de Deportes en 2016. Sin embargo, el deporte crece en España, alcanzando aproximadamente los 600.000 practicantes.

El formato de clasificación para Tokio todavía es una incógnita, con la única confirmación de que participarán 84 surfistas. Las dudas sobre el lugar donde se disputará la prueba (playa o piscina de olas) no están despejadas aún, pero todo apunta a que se realizará en la costa.

 

KÁRATE

La karateka Sandra Sánchez (Foto: J.M.RGUEZ/RFEKyDA)

Tras quedarse a las puertas de entrar en las citas de Londres y Río, el kárate consiguió por fin el billete olímpico. Y lo hará por la puerta grande. De las 18 pruebas que vienen del brazo de las nuevas disciplinas, 8 serán del deporte de origen asiático: una prueba femenina y otra masculina de kata (“una serie de movimientos contra enemigos imaginarios”) y seis de kumite, el combate, con tres pesos por sexo. En total, “80 competidores”, confirma el español Antonio Espinós, presidente de la Federación Internacional.

España es uno de los países más laureados en este deporte, aunque actualmente no pasa por sus mejores tiempos a pesar de tener “entre 60.000 y 70.000 practicantes”. Tras conseguir el segundo puesto en el medallero del Mundial de 2002, celebrado en Madrid, los resultados en los sucesivos campeonatos fueron más discretos. Espinós opina que “hemos vuelto a recuperar esa fuerza que teníamos”. En el Mundial de 2016 se consiguieron 3 platas y 2 bronces (octavos en el medallero) y Damián Quintero en hombres y Sandra Sánchez en mujeres lideran los ‘rankings mundiales en katas. El lugar que se ocupe en estas clasificaciones no es asunto menor porque muy probablemente los 80 elegidos para los Juegos saldrán de ahí, aunque no se descarta realizar un preolímpico.