Una historia de pasión a la generación familiar

Pie de foto: Javier Fergo/ Teatro Villamarta

El paso del tiempo permite al ser humano aprender de los demás, o a realizarse como personas a base de la experiencia. De la misma manera, el tiempo que se comparte con la familia, sirve para que el arte y la cultura pasen de generación en generación. ‘Baile Moreno’ es el ejemplo claro de un homenaje a la familia, al amor de un hijo a sus raíces y de un gesto de agradecimiento a la figura de Juan Moreno.

Juan Manuel Fernández Montoya ‘Farruquito’ ofreció en el Villamarta un espectáculo dedicado a su padre. A una figura paterna que transmitió a los suyos el amor a los caballos, a la naturaleza, la dedicación y esfuerzo al arte, y el compañerismo con los suyos.

El bailaor se reencontró así mismo y con los suyos, apoyándose en una técnica de baile que ha hecho suya. Farruquito brilló, acompañado por un grupo artístico en el que destacaron ‘El Barullo’, Gema Moneo o Antonio Villar entre otros. Una historia de amor familiar y a las costumbres, que llevan al espectador a vivir una experiencia pura y sencilla sobre el arte flamenco.

La dinastía familiar encuentra un homenaje constante, en una historia en la que hubo tiempo de compartir el amor por el baile junto al pequeño Juan, hijo del artista y de tan solo cuatro años. La aparición del pequeño emocionó a su padre, haciéndolo cantar para que el pequeño bailaor diera rienda suelta a su arte.

Farruquito ha evolucionado como artista, ya no solo por su baile personal, sino también por las coreografías realizadas con los suyos, dando pie a un trabajo bien realizado. Un espectáculo que abraza mantener en el tiempo las costumbres y el amor al flamenco de generación en generación.

Farruquito XXI Festival de Jerez from Festival de Jerez Televisión on Vimeo.

Video: Boasorte.es