Los teleoperadores vuelven a colgar sus cascos en una nueva jornada de huelga

El sector del contact center ha convocado una jornada de huelga el jueves 23 de marzo. En Jerez, la plantilla de Arvato realizará paros de dos horas en los turnos de mañana y tarde
IMG_20161128_103657.jpg?fit=1024%2C576
El sector del contact center ha convocado una jornada de huelga el jueves 23 de marzo. En Jerez, la plantilla de Arvato realizará paros de dos horas en los turnos de mañana y tarde

Pie de foto: Trabajadores de Qualytel durante la huelga de 24 horas el pasado noviembre de 2016. Foto: MJ Romero

El sector del contact center ha anunciado una nueva convocatoria de huelga el próximo jueves 23 de marzo en el centro que la empresa Arvato Bertelsmann – antigua Qualytel– tiene en el Parque Empresarial de Jerez.

Esta movilización se ha convocado a nivel nacional para reclamar a las distintas patronales de todos los sectores una negociación “real” de los convenios colectivos que llevan años bloqueados.

Los trabajadores de Arvato han aprovechado esta jornada nacional para realizar paros de dos horas tanto en el horario de mañana como en el turno de tarde en respuesta a los despidos “injustificados” y los “incumplimientos” del actual convenio colectivo. El sindicato UGT en el sector contact center ha asegurado también que no hay predisposición para la negociación de este convenio.

Además habrá una manifestación que partirá de la sede de la empresa en calle del Desarrollo y recorrerá las principales calles de los alrededores. Los trabajadores reclamarán durante esta marcha un “convenio digno” y una subida salarial que ayude a recuperar el poder adquisitivo perdido en estos años.

Este miércoles 22 de marzo, trabajadores y empresa están citados en el Sercla de Jerez, para tratar de llegar a un acuerdo que lleve a la readmisión de los empleados despedidos, al cumplimiento íntegro del convenio y a que los trabajadores que ingresan en esta empresa a través de diversas ETTs, pasen a ser miembros de la plantilla “con los mismos derechos”.

Arvatos cuenta con varios centros en España, empleando en Jerez a más de mil trabajadores. La plantilla ha advertido que los salarios están congelados desde 2014, un sueldo que “apenas alcanzan los 1.000 euros”, negando las declaraciones de Íñigo Arribalzaga, Director General de Arvato CRM, quien ha declarado en varias ocasiones que su empresa “crea empleo estable y con un salario digno”.

A esto se añade los despidos de los teleoperadores “por causas injustificadas” como cortes en las llamadas o errores en los datos del cliente, motivos que desde el sidicato UGT han asegurado “no se pueden controlar por los trabajadores”.

La jornada de huelga podrá seguirse a través de las redes sociales con los hashtags #alacalle23M #colgamosloscascos.