El barrio se hizo Hermandad y la Hermandad se hizo barrio

maxresdefault.jpg?fit=1200%2C675

Sábado de Pasión a las 11:00h, todo comenzaba aquí, mira en honor al Titular de la Agrupación Parroquial Sacramental de Nuestro Señor Jesucristo en su Soberano Poder y San Sebastián Mártir, una misa sencilla, de recogimiento y al mismo tiempo de nervios y preparativos. Justo al acabar la misma se realizó el traslado del Soberano Poder al paso de misterio.

Ahora sí, todo estaba preparado, el paso listo, los nervios a flor de piel, los agrupados esperando que el reloj corriera, los cirios dentro del templo, el incienso queriendo arder, la banda de camino y el barrio expectante, porque el Soberano este año saldría a la calle para conocer nuevo mundo, y así evangelizar zonas de El Puerto que nunca pensaron encontrarse con Nuestro Señor Jesucristo tan de cerca.

Una imagen que aún no tiene valor histórico, pero que sin duda es valiosa por su juventud, ya que tiene tan solo 3 años, pero no es esa la juventud que lo hace ser valioso, sino la de aquellas manos que lo hicieron, las del imaginero Daniel Herrera, portuense del que debemos sentirnos orgulloso, juventud de la Junta de Gobierno que lo hizo una realidad, siempre jóvenes que un día soñaron despiertos y consiguieron hacerlo realidad, juventud de la Parroquia que acoge a dicha Agrupación, San Sebastián, las mas nueva de la ciudad, pero a la vez la que mejor ha sabido integrar a los jóvenes en la Iglesia gracias a los párrocos que han presidido a la misma. Juventud de capataces, costaleros y agrupados, juventud del barrio en el que habita y juventud de las calles que recorre, juventud en todo su esplendor.

Divina juventud que hace posible evangelizar de otro modo y que sin duda nos hace ver la Iglesia de una forma que antes jamás se vio.

A las 17:00h se abrieron las puertas de San Sebastián y el Soberano Poder salió por las calles de Valle Alto al son de la Marcha Real, para así recorrer el Tomillar, la Cañada del Verdugo hasta llegar a la calle Milagros Muñoz Gil, donde ella esperaba a Nuestro Señor Jesucristo, uniendo así a la FLAVE con la Agrupación, a Uchi con el Soberano y haciendo de nuevo un gesto con la ciudad de El Puerto y con sus vecinos ya que la representante de todos nos hizo vibrar de emoción con una levantá que marcó un antes y un después.

El Camino de El Juncal, el puente de la A-491, Afanas y al fin El Juncal, una barriada que esperaba a la procesión expectante, la calle a rebosar, los balcones repletos, las azoteas con gente, los bares repletos, los niños emocionados, los mayores orando, la prensa impresionada y el Señor con paso firme evangelizando.

Santa locura la de esta Agrupación que hizo posible lo inimaginable, pisar las calles de un barrio donde jamás se pensó ver un cortejo. Benditos jóvenes que con su labor evangelizan en Semana Santa.

Sin duda esta salida procesional se ha convertido en hito para la Agrupación Parroquial que desde ya es digna merecedora de convertirse en Hermandad, hacer estación de penitencia en nuestra Basílica Menor de Nuestra Señora de los Milagros, donde el Soberano Poder le contará a la Alcaldesa Perpetua que en la zona norte de la ciudad también la amamos  la veneramos siendo Patrona de El Puerto. Un Soberano Poder que ÉL solo se ha ganado a pulso pisar el suelo de la Plaza Isaac Peral, haciendo carrera oficial y demostrándole a los portuenses que ÉL  es el verdadero y único hijo de Dios.