Juan Mariscal: "En Marruecos los instantes son eternos"