Ganemos Jerez advierte que los accesos al botellódromo de la Feria son "insuficientes"

Hasta el momento sólo cuentan con dos accesos y en caso de incidente "podría resultar nefasto"
acceso2.jpg?fit=1200%2C900
Hasta el momento sólo cuentan con dos accesos y en caso de incidente "podría resultar nefasto"

Pie de foto: Imagen facilitada por Ganemos Jerez

Ganemos Jerez advierte que los puntos de acceso y salida a la zona del botellódromo de la Feria, que el Ayuntamiento ha situado este año en los jardines cercanos a El Bosque son “insuficientes y peligrosos para el volumen de personas que transitarán por él”.

Esta zona de esparcimiento para jóvenes sólo cuenta “por el momento” con dos puntos de acceso, una de ellas situada por la esquina de la avenida Álvaro Domecq por la que discurre el carril bici, y otra un pasillo de “escasos metros” entre dos casetas que conecta la zona del botellódromo con el recinto ferial. Desde la agrupación de electores avisan que estas entradas son “insuficientes” y que en caso de incidente “podría resultar nefasto” debido al volumen de jóvenes que cada Feria hacen sus ‘botellonas’ en el parque.

Para evitar que se repitan escenarios como el Madrid Arena, Ganemos Jerez apuesta por un modelo “con accesos amplios, integrador y de sentido común, que fomente y potencie la convivencia de los jerezanos y jerezanas en todas sus edades”, y anima al teniente de alcaldesa de Seguridad, Paco Camas, a que “maniobre” para solventar esta situación que “no se soluciona aumentando la seguridad ni poniendo cámaras de vigilancia”. La agrupación de electores acusan al Gobierno de crear un “gueto” que aísla a los jóvenes del resto de ciudadanos.

Ganemos Jerez critica que esta nueva ubicación venga motivada por el nuevo restaurante Hontoria situado en la Rosaleda del Parque González Hontoria, “una concesión del gobierno de María José García-Pelayo que a todas luces se presenta como un uso inadecuado de lo que debe ser un parque urbano”. Tras la apertura de este establecimiento, el Ayuntamiento de Jerez decidió cambiar de zona el “botellódromo” de la Feria de la Rosaleda a El Bosque ya que “los jóvenes pueden resultar molestos para la clientela del restaurante”.

“La Feria de Jerez debe ser un lugar accesible para todas y todos. Un lugar donde la gente pueda convivir en armonía y libertad por el recinto ferial, en sus casetas y en sus inmediaciones”, matizan desde Ganemos Jerez.