Las lluvias complican el montaje de las casetas de la Feria de Jerez

"El fango es horroroso", ha asegurado uno de los caseteros de la Feria

Pie de foto: El recinto de la Feria embarrado tras las últimas lluvias. Foto: LaFm

Las continuas lluvias que están cayendo en Jerez durante la madrugada de los dos últimos días están dificultando el trabajo de los caseteros jerezanos, quienes están viendo como el barro se está convirtiendo en protagonista a dos días de que comience la Feria del Caballo este sábado y están convirtiendo el recinto en un barrizal.

El Ayuntamiento de Jerez ha informado que el albero se colocará el mismo sábado por la mañana para que quede apelmazado y uniforme, ya que este viernes aún seguirán entrando en el recinto del parque González Hontoria los vehículos de carga y descarga de los proveedores de casetas. Ese mismo día también se colocarán los adornos florales y papeleras por toda la feria.

El teniente de alcaldesa de Sostenibilidad, Participación y Movilidad, José Antonio Díaz, ha asegurado que, a pesar de las lluvias, los trabajos municipales de montaje de la Feria del Caballo “avanzan a buen ritmo”. De hecho, este viernes se colocarán las botas de vino que suelen presidir los espacios centrales del González Hontoria.

Sin embargo, varios caseteros han mostrado su malestar por las lluvias de estos días, que está causando problemas para poder montar las casetas a tiempo, y que ha llegado a ocasionar algunos desperfectos en los materiales y adornos del interior. “El fango es horroroso”, ha asegurado Augusto Rodríguez, uno de los responsables de la caseta de Frontera Radio, quien estos días se encuentra poniendo a punto la caseta. Ésta en particular ha sufrido pequeños daños en la fachada exterior, aunque su dueño confía en “llegar a tiempo” para inaugurar este sábado. Como él, otros 200 caseteros más, miran al cielo estos días para pedir una tregua que parece que no llegará hasta el sábado.

Buen tiempo desde el domingo de feria  

Según la Agencia Estatal de Meteorología, la previsión de lluvias para los próximos días no darán tregua hasta el sábado por la mañana, día en que se inaugura la Feria del Caballo con el tradicional encendido del alumbrado. El sábado la probabilidad de lluvias es del 80% aunque de forma débil y que se irán disipando a lo largo del día. Este mal tiempo acabará el domingo cuando ya se espera un aumento de las temperaturas, que pasarán de los 20 de máxima actuales a los 30 grados y se mantendrán al menos hasta el miércoles de feria.