Detenidos los responsables de los robos en varias casas de hermandad de Jerez

La Policía Nacional ha detenido a cinco personas como presuntos autores de cuatro robos con fuerza en Jerez de la Frontera
Jaime Álvarez12/05/2017
2017-05-11-Jerez-Detenidos-Robos-con-fuerza-1.jpg?fit=1200%2C972
La Policía Nacional ha detenido a cinco personas como presuntos autores de cuatro robos con fuerza en Jerez de la Frontera

Agentes de la Policía Nacional han detenido a cinco personas como presuntos autores de cuatro robos con fuerza perpetrados en los últimos meses en Jerez de la Frontera, dos de ellos en las casas de hermandad de las cofradías del Transporte y de la Sagrada Cena. Los detenidos formaban parte de un grupo organizado que actuaba de noche para robar en viviendas y comercios que habían seleccionado anteriormente como objetivo.

La investigación realizada ha permitido averiguar que los miembros de este grupo localizaban y seleccionaban durante el día sus objetivos, para ejecutar por la noche los robos, fracturando las puertas de acceso a los inmuebles y  los cierres metálicos de las ventanas.

Los detenidos robaron en la Hermandad del Transporte, escalando por la fachada del inmueble para acceder al interior desde los tragaluces o ventanas ubicadas en la azotea del edificios. Dentro, se apoderaron de un ordenador portátil, dos broches, dos rosarios, cuatro máquinas de coser y una máquina remalladora.

En el robo realizado en la sede de la Hermandad de la Sagrada Cena situada en la Plaza de San Marcos, los presuntos autores escalaron la fachada para adentrase en el interior forzando una ventana de aluminio. Ya en el interior fracturaron los cierres de las vitrinas donde se guardaban algunos efectos religiosos de elevado valor sentimental y económico, entre ellos una corona de la virgen, un cáliz y tres potencias entre otros efectos. Los investigadores descubrieron que uno de los implicados trató de vender un trozo fracturado de dicha corona en una tienda de compra venta de metales preciosos, pero desistió cuando le advirtieron que no se trataba de una aleación de gran valor.

En otro de sus robos, los detenidos rompieron -presuntamente- la puerta de una vivienda, ubicada en la zona de intramuros de Jerez y sustrajeron gran cantidad de muebles y enseres de valor. Días después, vendieron los objetos robados en varios establecimientos especializados en antigüedades y obras de arte, simulando ser sus legítimos propietarios y alegando haberlos recibido fruto de una herencia. Los agentes han recuperado la mayoría de los efectos, muchos de ellos datados en el siglo XVII, antes de que los artículos fueran vendidos a terceros o salieran a subasta en el circuito de anticuarios.

Fruto de las gestiones realizadas se determinó la presunta participación de los detenidos en el robo perpetrado en una tienda de venta y reparación de telefonía móvil ubicada en la calle Porvera.

Tras ser localizados y detenidos, los cinco presuntos autores de los cuatro robos con fuerza, fueron puestos a disposición del Juzgado de Instrucción en funciones de guardia, cuyo titular ordenó el ingreso en prisión para los dos cabecillas del grupo, un español de 29 años de edad y un hombre de nacionalidad rumana, el cual disfrutaba de un tercer grado que le ha sido revocado. El resto de los investigados quedaron en libertad con cargos a la espera de la apertura del juicio oral.

Un ciudadano marroquí y otro jordano han sido identificados como los presuntos receptadores de los efectos sustraídos. Por todo ello ha sido cursada una orden europea de localización y detención. Búsqueda emitida y difundida entre los cuerpos policiales españoles y europeos.

La investigación continúa abierta con el fin de localizar y detener a los receptadores de los objetos y material sustraído.

La investigación ha sido desarrollada por los agentes integrantes del Grupo de Delitos contra el Patrimonio de la Brigada de Policía Judicial de la Comisaría de Jerez.