“Los condicionantes impuestos por el Ministerio de Hacienda son un ataque a Jerez”

Los delegados municipales han desechado la opción del Ere para cumplir con lo que exige el Ministerio de Hacienda, reducir 8,6 millones de euros en los Capítulos uno y dos del Presupuesto de 2017

El Ministerio de Hacienda ha considerado “favorable” los presupuestos de 2017 para la ciudad de Jerez, que se aprobaron en el Pleno municipal a primeros de abril, aunque la Administración ha impuesto una reducción del 5% en los Capítulos I y II relativos al funcionamiento del Ayuntamiento jerezano y que según ha indicado el teniente de alcaldesa de Economía y Hacienda, Santiago Galván, se dirige a “pedir que ajustemos la política de personal como ya hizo el Partido Popular”, es decir, aplicando un Ere entre el personal.

Galván, que ha acudido a la rueda de prensa acompañado de los delegados socialistas Laura Álvarez y José Antonio Díaz, ha asegurado que el Gobierno Local “batallará” para asegurar la estabilidad de la plantilla y ha rechazado ejecutar un nuevo Ere municipal dado por “imposiciones políticas desde Madrid”. Los representantes municipales han mantenido que van a trabajar para que las medidas que se apliquen al nuevo presupuesto “no sean tan drásticas”. Este documento deberá volver a pasar por el Pleno del Ayuntamiento una vez esté rehecho.

 

Según ha indicado el teniente de alcaldesa, Hacienda ha “cuestionado” las ordenanzas fiscales – rechazadas en por el Pleno – y la capacidad recaudatoria del Consistorio jerezano y ha exigido la reducción de 8,5 millones de euros en el presupuesto para la ciudad. Los ediles socialistas han reiterado que han solicitado mantener una reunión con el Ministerio para solicitar que dé marcha atrás en este asunto, sobre todo, teniendo en cuenta que con otros ayuntamientos “han sido flexibles” y que no tengan en cuenta “el color político”.

“Un Ere no es una solución para la situación de este ayuntamiento ni prorrogar los presupuestos como hizo el PP”, así de tajante se ha mostrado la teniente de alcaldesa de Recursos Humanos, Laura Álvarez, quien ha advertido que “hay que buscar soluciones y no imposiciones”. Álvarez ha recordado que el presupuesto de 2017 incluía en el Capítulo 1, cerca de tres millones de euros destinados a pagar los despidos improcedentes de los afectados por el Ere que realizó el Partido Popular cuando gobernaba en Jerez.

 

El más duro en sus palabras con la situación ha sido José Antonio Díaz, teniente de alcaldesa de Movilidad, quien ha acusado al Ministerio de “atacar” a Jerez con estas imposiciones que en otros ayuntamientos no se han exigido. Díaz ha aclarado que el actual Gobierno socialista “está cambiando la tendencia”, algo que el PP no hizo y que Hacienda “no está teniendo en cuenta a la hora de valorar la situación de Jerez”.