El presupuesto de Jerez se queda en ‘stand-by’ hasta el viernes

El Gobierno Local de Jerez ha defendido esta mañana el presupuesto de 2017 en la reunión mantenida en el Ministerio de Hacienda
WhatsApp-Image-2017-06-07-at-15.09.42.jpeg?fit=1200%2C1600
El Gobierno Local de Jerez ha defendido esta mañana el presupuesto de 2017 en la reunión mantenida en el Ministerio de Hacienda

Jerez tenía esta mañana una cita crucial con el Ministerio de Hacienda. La alcaldesa de la ciudad, Mamen Sánchez, acompañada por su teniente de alcalde de Economía y otros miembros del Ayuntamiento y la oposición (dos concejalas de Ganemos Jerez), defendían “a ultranza” esta mediodía el presupuesto de Jerez aprobado por la Corporación Municipal del Ayuntamiento de Jerez en el Pleno de abril.

A la una comenzaba la reunión con tres responsables del Ministerio de Hacienda, un encuentro que acababa poco antes de las dos horas de tiempo. El Gobierno Local ha presentado hasta 23 expedientes con los que se ha tratado de justificar las cuentas jerezanas, unas cuentas que dos horas antes la alcaldesa aseguraba “cumplían el Plan de Ajuste”.

Durante la reunión, la alcaldesa se ha preguntado ¿por qué?, “¿por qué ahora y no antes?”, en clara alusión a que el Gobierno Central ha hecho caso omiso a las OPAS (facturas impagadas) que se fueron generando durante el anterior Gobierno de María José García-Pelayo. “¿Dónde estaba el Ministerio antes?”, ha lamentado Mamen Sánchez.

La alcaldesa se ha mostrado optimista para solventar esta situación y ha asegurado que el Ministerio de Hacienda ha aceptado el presupuesto “con condiciones”. Mamen Sánchez ha lanzado un mensaje de tranquilidad a la plantilla municipal y ha apostado por mantener las oposiciones a funcionario municipal.

Este viernes acaba el plazo que tiene el Gobierno Local para enviar al Ministerio de Hacienda la información requerida, hasta entonces, el presupuesto de 2017 se queda en ‘stand-by’ a la espera de saber si lo que facilite el Ejecutivo de Mamen Sánchez basta para evitar el recorte de 86 millones de euros y de 6 millones de euros en el Capítulo 1 que implicaría ejecutar un ERE municipal, afectando a 150 trabajadores municipales.