El Puerto aprueba por unanimidad ejecutar las mociones que salen adelante en los Plenos

La sesión ordinaria en el Ayuntamiento de El Puerto aprobó además ampliar los límites de ruido para eventos como el Monkey Weekend o los conciertos de verano en la ciudad

El Pleno municipal celebrado ayer por la tarde en el Ayuntamiento de El Puerto de Santa María destacó no tanto por las medidas aprobadas sino por las “aprobadas y no cumplidas”.

Levantemos El Puerto cumplió lo prometido y cada vez que alguno de sus concejales tomaban la palabra, recordaban a la corporación cada una de las medidas que aún no se han ejecutado en la ciudad portuense y que fueron aprobadas en el Pleno a propuesta de Levantemos. Mientras a las puertas del Ayuntamiento, la formación ciudadana celebraba una asamblea abierta para tratar justamente estos asuntos. Tal y como recogen los medios locales, los asistentes a esta asamblea esperaron a los concejales a la salida del edificio para “hacerles un pasillo” y proferirles gritos.

Respecto a lo que se habló en el Pleno, la Corporación aprobó la ampliación de los límites sonoros permitidos para eventos como el Monkey Weekend, que será el 16 y 17 de junio en el entorno del Castillo San Marcos y Plaza Alfonso X, así como los conciertos de verano que se celebrarán en la Plaza de Toros. El Pleno, también dio luz verde a las modificaciones relativas al PGOU. Otros de los puntos que salieron adelante tras la abstención de Levantemos, PSOE e IU, fue el homenaje a Miguel Ángel Blanco en la ciudad portuense.

Pasadas las dos horas de Pleno, llegaba el turno de debatir la moción de Levantemos en la que se instaba al Gobierno a ejecutar las propuestas de las mociones presentadas por este partido y aprobadas en las sesiones ordinarias y extraordinarias. Días antes, Levantemos avisaba que de las treinta mociones que habían salido adelante, apenas se habían ejecutado unas cuantas por el Ayuntamiento de El Puerto, una situación que varios miembros de la oposición calificaban de “incapacidad” por parte del Gobierno Local.

La portavoz de C’s, Silvia Gómez, defendía la idea de que todas las mociones “son importantes”, independientemente del partido que las lleve a Pleno y reclamaba que no salieran adelante medidas si no iban a poder llevarse a cabo por falta de liquidez. La concejal naranja fue una de las más duras con el Gobierno Local, a quienes acusó de “no hacer política junto al resto de sus compañeros” y pidió “respeto” para las propuestas de todos los grupos municipales.

La moción, inusual por el contenido de la misma, fue -sorprendentemente- aprobada por unanimidad, provocando las risas y la indignación del público asistente en la sala.