Sánchez impone su equipo y anuncia que se coordinará con Podemos y Ciudadanos contra el PP

pedro-congreso.jpg?fit=1200%2C798

Pedro Sánchez ha sido oficialmente ‘entronizado’ este domingo como líder del PSOE en la clausura del 39° Congreso Federal del partido.

El fin de semana ha sido un ‘paseo militar’ para el secretario general. En el congreso se decidía la nueva configuración del partido: la Comisión Ejecutiva, el Comité de Ética y Garantías, los miembros del Comité Federal -máximo órgano entre partidos- y el rumbo político de la nave socialista para los próximos años.

Sánchez ha optado por formar una ejecutiva casi exclusivamente con gente de su confianza. De las 49 personas que integran la dirección destaca Patxi López, candidato en las primarias, como externo a la corriente sanchista.

La provincia de Cádiz ha conseguido una ‘exigua’ representación en los renovados órganos socialistas.

En el Comité de Ética y Garantías estará el exsenador Rafael Román. En el Comité Federal -formado por 132 personas- se sentarán la presidenta de la Diputación, Irene García, Juan Cornejo y Fran González. Y en la ejecutiva, integrada por 49 miembros, estará la sanchista María Jesús Castro como secretaria ejecutiva de Mayores.

Las caras más visibles de esta nueva jefatura socialista son algunos de los personajes más fieles a Pedro Sánchez.

Adriana Lastra, diputada por Asturias es la nueva vicesecretaria general. José Luis Ábalos, diputado por Valencia, el nuevo secretario de Organización y el encargado de las labores de portavocía será el alcalde de Valladolid, Óscar Puente. La presidenta del PSOE pasa a ser la exministra Cristina Narbona.

Los propuestos por Sánchez para el Comité Federal y la ejecutiva han conseguido un 70% de los votos de los delegados. En ambas votaciones casi 300 delegados han votado en blanco.

Sánchez ha estado arropado en el acto de clausura del congreso, que ha tenido lugar en el pabellón 3 de Ifema en Madrid, por unas 8.500 personas según la organización.

El discurso del secretario general ha mostrado la hoja de ruta que pretende emprender desde ahora. Al comienzo de su intervención ha hecho un guiño al 15-M: “Quería dirigirme a los que hace seis años, en la Puerta del Sol, se concentraron para decir ‘no nos representan’. Quiero decir que ese mandato de regeneración aún insatisfecha pronto va a llegar. Los socialistas vamos a trabajar unidos con ellos”.

Sánchez también ha mostrado su intención de derribar al PP: “Nosotros solamente competimos contra el Partido Popular. Voy a trabajar sin descanso porque haya una mayoría parlamentaria alternativa que acabe con esta etapa negra del Gobierno del PP”.

Posteriormente ha anunciado que durante las próximas semanas crearán en el Congreso un espacio de coordinación parlamentaria con el resto de fuerzas del cambio para “desmantelar” la acción legislativa del Gobierno del PP y empezar a construir una alternativa parlamentaria en el Congreso.

El secretario general ha expresado también que está “a favor de España y del catalanismo” aunque “no apoyaremos el referéndum independentista. Defendemos esa vieja idea que decía que España es una nación de naciones con una única soberanía que es la del conjunto de todos los españoles”.

Precisamente en la jornada del sábado el partido aprobó reconocer a España como un Estado plurinacional. La enmienda que se oponía a este reconocimiento fue rechazada con rotundidad: 41 votos a favor por 165 en contra.

La clausura ha contado con importantes ausencias. Previstas estaban las de los expresidentes Felipe González y José Luis Rodríguez Zapatero y también la de Alfredo Pérez Rubalcaba.

Menos esperada ha sido la de Susana Díaz, que participó en gran parte de la jornada del sábado pero que ha decidido no asistir a la coronación de su adversario.

Para finalizar, todos los asistentes han cantado, puño en alto, la Internacional.