Sobre la negativa a las cuentas de las empresas municipales de Sanlúcar…

Fernando Cabral es concejal de IU en Sanlúcar
C7HvZHQX0AAwiEf.jpg?fit=1200%2C675
Fernando Cabral es concejal de IU en Sanlúcar

IU no esta en las instituciones, como hacen otros, para ponerse de perfil, ante la nefasta gestión que lleva a cabo el equipo de gobierno en el Ayuntamiento como en las distintas empresas municipales, sino todo lo contrario, nuestra presencia en estas instituciones es para mejorar su gestión, las condiciones laborales de los trabajadores y mejorar el servicio que presta a los ciudadanos y como garantía de que se hacen las cosas con toda la legalidad.

Los concejales y miembros de los consejos de administraciones de las empresas municipales y los militantes en general de IU, asumimos nuestra responsabilidad plenamente en el ámbito que sea. De ahí nuestro voto en contra a las cuentas de las distintas empresas municipales, cuentas que son fiel reflejo de una nefasta gestión basada en recortes de plantilla, en la utilización clientelar de las contrataciones temporales de los distintos planes de empleo de la Junta de Andalucía, con las que se pretende suplir las carencias estructurales en las plantillas que ellos mismos crean con los recortes dictados en su planes de ajustes. De tal manera que se contratan a ciudadanos discrecionalmente, ya que no existen bolsas de empleo, hecho reconocido por el mismo alcalde, que por un menor salario hacen el mismo trabajo que los trabajadores de plantilla de las empresas municipales.

La situación preocupante socio económica de Sanlúcar no se resuelve con timoratas y calculadas posiciones políticas expresadas con oportunas abstenciones. Esos problemas se resuelven con posiciones políticas valientes, denunciando lo que haya que denunciar y votar en contra de iniciativas que no vayan al servicio de la mayoría social, y en atención, sobre todo, con los más desprotegidos. Y mediante propuestas e iniciativas alternativas, como siempre hace IU. Y sobre todo no cayendo en las redes clientelares que desde dentro y fuera del consistorio el equipo de gobierno teje sin descanso. Porque, además de que tarde o temprano termina pasando factura, no es la mejor forma de resolver problemas personales ni colectivos.

IU no quiere acabar con el clientelismo del equipo de gobierno para instaurar otro. Las mujeres y hombre de IU quieren y creen en un municipio en que todos los ciudadanos tengan la misma oportunidad, sea cual sea su credo, ideología o porque tengan más o menos cercanía al gobierno local por afinidad personal o familiar.