El PSOE de Cádiz se congratula del apoyo a su proposición en defensa de los trabajadores de la Base Naval

Miriam Alconchel lamenta que el PP tratase en el debate de echar la culpa a la Junta cuando estamos ante un problema de calado estatal que parte del incumplimiento de los acuerdos bilaterales
Jaime Álvarez27/06/2017
2017-06-26-PHOTO-00003303.jpg?fit=1200%2C900
Miriam Alconchel lamenta que el PP tratase en el debate de echar la culpa a la Junta cuando estamos ante un problema de calado estatal que parte del incumplimiento de los acuerdos bilaterales

La diputada en el Congreso, Miriam Alconchel, se ha congratulado del apoyo que esta mañana ha recibido en la Comisión de Defensa del Congreso la iniciativa del PSOE en defensa de los trabajadores españoles en la Base de Rota en la que además de rechazar los despidos que se produjeron en la empresa concesionaria del aeropuerto de la Base, se requiere al Gobierno “una actitud frente a la administración americana más beligerante ante el empeoramiento de la calidad y cantidad de trabajo de los empleados españoles que se deriva del despliegue militar americano”.

Alconchel ha agradecido el respaldo de la mayoría de los grupos si bien apunta que la abstención del PP indica que “hay poca voluntad de dar solución al problema”. De hecho, ha considerado muy peregrina en la argumentación del debate la excusa de depositar toda la responsabilidad de la situación en la Junta de Andalucía, “cuando estamos ante un problema de calado estatal que parte del incumplimiento de los convenios bilaterales”.

La diputada socialista, que ha mostrado la solidaridad del PSOE ante las movilizaciones anunciadas por el comité de empresa para el mes de julio, ha trasmitido en sede parlamentaria el sentimiento de desamparo de la población de Rota, y especialmente del personal laboral local ante la sangría de puestos de trabajo y amortización de plazas que vienen produciéndose en el recinto militar donde se ha pasado, según denuncian los sindicatos de 1.600 a 898 trabajadores en la última década.

Por eso, espera que el Gobierno reaccione e intervenga, cumpla el mandato que hoy le da el Congreso y evite que los trabajadores tengan que salir a la calles de Rota a denunciar “que se sienten inmigrantes en su propio país porque no tienen derechos constitucionales como la negociación colectiva”.En su intervención, Alconchel, ha advertido de que “no es la primera vez que se perjudican los intereses nacionales pues ya pasó con el ERE aplicado en Morón en 2010 y que existen sentencias firmes de readmisión que avalan el despotismo con que están actuando dentro de la Base”.

Para Alconchel, la aprobación de la iniciativa “al menos servirá para que los trabajadores nos sientan a su lado y perciban que “nos estamos poniendo en su situación y que vamos a estar muy pendientes de que el Gobierno comience a exigir el respeto de la legislación laboral en su territorio para que no se pisen sus derechos y el cumplimiento del anejo 8”.