“Con mucho orgullo”

Miriam Alconchel es Diputada en el Congreso de los Diputados por la provincia de Cádiz
19260599_1412145828869438_5059391689819020133_n.jpg?fit=533%2C400
Miriam Alconchel es Diputada en el Congreso de los Diputados por la provincia de Cádiz

Hoy, 28 de junio, se celebra en todo el mundo el día del Orgullo LGTBI en recuerdo a las revueltas de Stonewall en el Greenwich Village de Nueva York en 1969 que supusieron el nacimiento del movimiento de liberación gay, lésbico, transexual, bisexual e intersexual.

Desde entonces hasta el día de hoy la realidad del colectivo es bien distinta, pero aún se precisan mayores herramientas legislativas y políticas para combatir la injusticia y la discriminación de las que tristemente siguen siendo víctimas; aquellas mismas que dieron origen a un movimiento por los derechos civiles y sexuales en todo el mundo sin precedentes en la historia.

Durante 40 años de lucha por la igualdad de derechos se ha conseguido, al menos en España, pasar de una situación en la que estas personas eran encarceladas en virtud de la Ley de Peligrosidad del franquismo a otra muy distinta en la que las leyes no se hacen para perseguir al colectivo sino para garantizar la igualdad de derechos.

En la actualidad y gracias a sucesivos gobiernos socialistas, se han ido fraguando numerosas leyes encaminadas a la igualdad real de las personas LGTBI. Comenzando por la Ley de Arrendamientos Urbanos del Gobierno socialista de Felipe González que reconocía, por primera vez en 1993, derechos a las parejas homosexuales, y que, en 1995 incluía en el Código Penal la homofobia como constitutiva de delito de odio.

Ya con el gobierno de José Luís Rodríguez Zapatero, llegarían las leyes del matrimonio igualitario (2005), y de Identidad de género (2007), que encumbraron a España como país pionero en derechos, comenzando así una nueva etapa. Estas medidas han sido imitadas a día de hoy por la mayoría de países occidentales para proteger los derechos de la población LGTBI.

Este año 2017 nuestro país celebra el World Pride y el Europride en Madrid, un encuentro mundial para reivindicar la igualdad de derechos del colectivo LGTBI a nivel global y que culminará con la que se espera que sea la mayor manifestación de la historia del movimiento LGTBI, bajo el lema `Por los derechos LGTBI en todo el mundo que tendrá lugar el próximo sábado 1 de julio en la capital de España.

Es fundamental realizar este tipo de convocatorias mundiales y locales de reivindicación, protesta y apoyo a todas aquellas personas que, a lo largo del mundo siguen siendo perseguidas, encarceladas, agredidas e incluso asesinadas debido a su orientación sexual y su identidad de género. Y del mismo modo es preciso seguir insistiendo, tal y como nos exigen los colectivos, poner en marcha nuevas medidas medidas transversales que obliguen a la intervención de los poderes públicos, potencien la visibilidad, incidan especialmente en la pedagogía y la formación de profesionales de todos los ámbitos, establezcan una atención integral a las víctimas de delitos o se promuevan, a instancia pública, investigaciones y proyectos que potencien la igualdad del colectivo LGTBI, entre otras acciones.

Son medidas que, en buena parte, recogen directivas europeas antidiscriminatorias que no están siendo todavía aplicadas, o que ya están siendo utilizadas en, por ejemplo, la lucha contra la desigualdad de género o la discriminación en el ámbito laboral y que vienen avaladas por casi el conjunto del movimiento LGTBI, que cuenta con la simpatía de la mayoría de la población española y con el apoyo de casi todo el arco parlamentario y que debe desembocar obligatoriamente en la tramitación de la Ley de Igualdad LGTBI en otoño.
Con este deseo de futuro un año más, queremos manifestar nuestro apoyo y agradecimiento a las organizaciones LGTBI, y felicitar en este día del Orgullo, a todas las mujeres y hombres activistas que con su compromiso, valentía y convicción siguen trabajando en todo el mundo por una sociedad libre de toda discriminación y exclusión basada en la orientación sexual y la identidad de género.