La operación ‘renting’ traerá 14 ‘nuevos’ autobuses urbanos a Jerez

El Ayuntamiento espera que estos vehículos puedan empezar a circular a mediados de 2018

El Ayuntamiento de Jerez va a incorporar 14 ‘nuevos’ autobuses urbanos de gas natural comprimido mediante la opción del ‘renting’, tal y como ha anunciado esta mañana la alcaldesa Mamen Sánchez. Unos vehículos que se incorporarán a la flota actual a mediados de 2018

El Consejo de Administración de Comujesa ha aprobado esta adquisición con el voto a favor de todos los grupos políticos con representación, del que ya se ha iniciado el expediente de contratación de estos autobuses.

El presupuesto destinado para renovar la flota de los autobuses urbanos asciende a los 5.914.187,66 euros. El Ayuntamiento ha indicado que el precio del alquiler mensual de cada vehículo no deberá superar los 2.909,38 euros (sin IVA) y que el contrato de la empresa adjudicataria será de 10 años. Una vez formalizada esta licitación, la empresa tendrá un plazo máximo de 10 meses para entregar los autobuses a la ciudad.

La alcaldesa ha recordado que a estos 14 vehículos se le sumarán otros 10 con cargo a los fondos EDUSI, con un presupuesto aproximado de 3,2 millones de euros, “cuya licitación se espera iniciar también en los próximos días”. Serán por tanto 24 nuevos autobuses “que irán sustituyendo a los actuales de forma progresiva y que supondrán la renovación de prácticamente la mitad de la flota actual”. Todos estos nuevos autobuses serán de gas natural comprimido, un hecho que Mamen Sánchez ha destacado como su “apuesta por combustibles más limpios y respetuosos con el medio ambiente y de menor consumo”.

La flota actual de autobuses tiene una media de edad de 14 años y 1 mes, con 37 unidades con más de 16 años y los menos antiguos con seis. A su elevada antigüedad se suma los elevados costes de mantenimiento y combustible. En 2014 la empresa tuvo un gasto de 951.925 euros en mantenimiento, reparaciones y mano de obra y en 2016 el gasto se disparó hasta 1.357.629 euros, es decir 405.704 euros más, lo que supone un 42% más que en 2014.

Mamen Sánchez ha señalado que la adquisición de los 14 vehículos “va a suponer un ahorro sustancial de hasta un 35% respecto al consumo actual”. De esta forma, ha añadido, “estamos iniciando un cambio hacia un modelo de ciudad más sostenible y habitable que contribuirá a la mejora de la calidad del aire y a la reducción de los niveles de contaminación, incluyendo un servicio de transporte urbano más cómodo y eficiente”.