Aqualia estrena un nuevo sistema de detección de fuga en la red de agua de Arcos

La inversión ha costado 25.000 euros y ya se ha comenzado a utilizar en varias zonas de la ciudad sensibles
Jaime Álvarez13/07/2017
3.jpg?fit=1000%2C576
La inversión ha costado 25.000 euros y ya se ha comenzado a utilizar en varias zonas de la ciudad sensibles

Aqualia ha implantado en Arcos de la Frontera un nuevo sistema de detección de fugas de agua para poder optimizar el rendimiento de la red pública de abastecimiento. Serán 50 sensores nocturnos inteligentes que ya han comenzado a funcionar en las zonas más sensibles al corrimiento de terrenos, como La Verbena o la Paz.

El delegado de Urbanismo, Manuel Garrucho, ha presentado hoy estas novedades que mejorarán la gestión de la distribución de agua en Arcos. La prioridad es evitar la pérdida de agua, cuestión que en Arcos es habitual por los deslizamientos de tierra que sufre la ciudad.

El coste de estos nuevos aparatos asciende a 25.000 euros que sufragará íntegramente la compañía, que realiza esta intervención a causa de la antiguedad de la red de aguas. El dispositivo se instala en el interior de las tuberías y emite una señal al ordenador central de la compañía en caso de fuga. Cubre un radio de 40 metros, llegando así a una zona amplia del municipio.

Este sensor localiza fugas muy débiles como de gran caudal, por lo que convierte este sistema en una herramienta útil para evitar grandes fugas de agua.