Colas de hasta una hora de espera para ser atendidos en las oficinas de Aqualia

Estos meses la afluencia de ciudadanos es mayor debido a la solicitud de bonificación en la tasa de agua y basura que la empresa ha puesto en marcha un año más en Jerez y que se entrega en dichas oficinas. Foto realizada a las 8 de la mañana (MJ Romero)

Un año más se repite la historia a las puertas de la oficia de Aqualia en Jerez, situada frente al Alcázar. Decenas de jerezanos hacen cola desde muy temprano para poder ser atendidos por los empleados de esta multinacional. Vaya uno a la hora que vaya, la cola de espera a las puertas de Aqualia son ya una imagen propia de la ciudad. Los más madrugadores llegan pasadas las 7 de la mañana (la oficina abre sus puertas a las 8.30) para poder ser atendidos de los primeros y evitar así ‘perder‘ toda la mañana para entregar un papel, consultar una duda o pagar un recibo atrasado del agua.

“Lo hacen para que domicilies la factura”, aventuran a decir algunos de los que esperan para realizar ese trámite. Otros están aquí para echar la bonificación de la tasa del agua y basuras que la empresa y el Ayuntamiento de Jerez ponen en marcha cada verano (aunque estas ayudas acaban resolviéndose al año siguiente). Pero ojo, ya que para solicitar esta ‘ayuda’, hay que hacer cola dos veces: una para recoger el papel (el que hay en la web del Ayuntamiento no sirve) y otra para entregar la documentación requerida. Doble esfuerzo, doble espera.

Esta bonificación del agua puede solicitarse hasta el 30 de septiembre, pero desde julio la cola de jerezanos que solicitan esta ayuda saturan una oficina ya de por sí ‘escuálida‘. El tiempo de espera para ser atendidos en Aqualia es relativamente ‘corto’ si uno es de los que madruga y a las 7.30 ya está haciendo cola, pero si llega a lo largo de la mañana, la espera puede ser de horas. Un servicio de atención al cliente ‘deficitario‘ para una ciudad con 200.000 habitantes y casi 30.000 parados, necesitados de solicitar todo tipo de ayudas que salgan para reducir los gastos de su economía familiar.

La oficina de Aqualia en Jerez sólo permite un aforo máximo de 66 personas en su interior, con lo que son muchos los que desde una hora antes de la apertura, guardan cola para ser atendidos de los primeros. Esta situación se agrava ahora en verano debido a la recogida y entrega de papeles para solicitar la bonificación de las tasas de agua, alcantarillado y basura en la factura de Aquajerez, que desde el año pasado se realiza en estas oficinas en lugar de en Bienestar Social como venía realizándose años atrás.

Quienes tienen que esperar su turno en la calle (porque dentro el aforo está completo) soportan las altas temperaturas que se están registrando estos meses en la ciudad, una situación que ha sido criticada por Izquierda Unida, quien ha denunciado las “largas colas” y los tiempos de espera excesivos” para realizar una gestión o consulta. “Aqualia está ofreciendo un servicio de atención al cliente a todas luces precario e insuficiente que se traduce en molestias para los jerezanos, que han pasado de ser usuarios a ser clientes y a quienes ahora se trata como si fueran simples números” ha recalcado Raúl Ruiz-Berdejo, portavoz de Izquierda Unida en el Ayuntamiento.

Acudir a una oficina de Aqualia para realizar algún trámite supone en la mayoría de los casos ‘perder’ buena parte de la mañana haciendo cola o madrugar en exceso y esperar a que abran la oficina para ser atendidos. Una imagen que un año más vuelve a repetirse y de la que – a pesar de las quejas del año pasado, cuando ya se dieron estas mismas circunstancias-, nada se ha hecho ni desde la empresa ni desde el Ayuntamiento para solucionar y agilizar los tiempos.