Felipe López asegura que la “cicatera” aportación del Gobierno de España a las obras de La Verbena las hace “inviables”

López aboga por una solución que cuente con el esfuerzo conjunto de todas las administraciones para acabar el deslizamiento de la ladera
descarga.jpg?fit=266%2C190
López aboga por una solución que cuente con el esfuerzo conjunto de todas las administraciones para acabar el deslizamiento de la ladera

El consejero de Fomento y Vivienda, Felipe López, ha criticado en el Parlamento andaluz la participación del Ministerio de Fomento en el arreglo del deslizamiento de la ladera que afecta al barrio de La Verbena en el municipio gaditano de Arcos de la Frontera cuya aportación ha tildado de “cicatera” y que hace inviable su ejecución en las condiciones que la actuación requiere para su solución definitiva.

López ha manifestado que “sólo con el esfuerzo conjunto de todos se puede diseñar una solución definitiva a los problemas de deslizamientos de terrenos que sufre esta barriada arcense, donde -ha recordado- en el año 2012 ya se ejecutaron obras de corrección financiadas por la Junta de Andalucía, con una aportación de 550.000 euros (21,15%); el Ayuntamiento de Arcos, con una cuantía de 299.107 euros (11,5%); y el Gobierno de España, que sufragó el 67,5% restante.

El consejero ha señalado que esa primera actuación no consiguió dar una solución definitiva al problema, por lo que se hace necesario actuar nuevamente para evitar el deslizamiento de una ladera que, por otra parte, no es una actuación claramente de vivienda, pero hay que dar respuesta mediante el esfuerzo conjunto de todas las administraciones. “Sin la participación de todas las administraciones será imposible atender el 100% de la inversión presupuestada, que asciende a los 4,8 millones, y a pesar de que el propio Ministro de Fomento ha calificado la actuación de emergencia, la cuantía que ha anunciado que va a aportar es manifiestamente insuficiente, lo que hace inviable su ejecución”, ha sentenciado el consejero.

El titular de Fomento y Vivienda ha criticado la falta de compromiso del Gobierno central con Andalucía en cuanto a inversiones en Andalucía y que esta actuación de emergencia en Arcos refleja con claridad. En este sentido, ha subrayado que “los datos aportados por la asociación de constructores y concesionarios de infraestructuras (Seopan), con los que me he reunido esta misma mañana ponen de relieve que solo el 7,9% del total de la licitación de las inversiones del Estado en España han venido para Andalucía, cuando nuestro peso en población representa el 18%, lo que demuestra que está haciendo un flagrante incumplimiento en cuanto a las inversiones que corresponden legítimamente a nuestra comunidad”, ha apostillado.

La Consejería de Fomento y Vivienda viene manteniendo desde 2015 continuos contactos con el Ministerio de Fomento y el Ayuntamiento, interesándose por este asunto y tratando de encontrar vías de colaboración entre las administraciones. En marzo de este año, a propuesta del Grupo Parlamentario Socialista se aprobó por unanimidad, con el apoyo de todos los grupos, incluido el PP, una Proposición no de Ley en Comisión en la que se insta a buscar vías de solución conjunta entre todos.

A las administraciones implicadas se sumó posteriormente la Diputación de Cádiz, “un hecho importante a la hora de tener en cuenta la implicación financiera de todas las partes que, debía ser similar a la que se realizó en una anterior intervención en esta barriada”. Sin embargo, el pasado 7 de julio el Ministro anunció que aportará 1,5 millones de euros para una obra cuyo presupuesto es de 4,8 millones de euros, es decir, “el Ministerio se compromete ahora a aportar tan sólo el 31,25% del presupuesto, lo que reduce considerablemente la aportación del Estado que debería situarse en el 67%, como ya se hizo en la primera intervención”, ha aclarado.

Esta zona de Arcos de la Frontera viene sufriendo deslizamientos en el terreno provocados por la composición arcillosa y la acumulación de aguas subterráneas en una ladera urbana denominada con el mismo nombre. Los movimientos de tierra han venido generando fracturas que afectan directamente a zonas edificadas, fundamentalmente viviendas, viales y plazas. Se trata de un enclave fuera del casco histórico, de nueva construcción y en suelos que tradicionalmente no fueron desarrollados. Si bien, previsiblemente los desplazamientos puedan afectar al centro histórico de Arcos de la Frontera catalogado como Bien de Interés Cultural (Monumento y Conjunto Histórico).

Este problema se agrava en periodos de fuertes lluvias y ya requirió una primera actuación para evitar daños mayores que comenzó a ejecutarse en 2012 con un presupuesto de 2,6 millones de euros. Éstas consistieron en operaciones de estabilización y drenaje de la ladera, reparación de la red de agua potable y sellado de fugas de la red de saneamiento, apuntalamiento de edificios más afectados, reparación de las redes urbanas afectadas y repavimentación de las vías urbanas.

La situación actual requiere de una nueva intervención urgente que solucione definitivamente la inestabilidad del terreno y en esa dirección viene trabajando la Consejería de Fomento y Vivienda, que ha mantenido continuos contactos con el Ministerio de Fomento. Para comenzar a actuar es necesario elaborar un proyecto con el fin de conocer el alcance de las actuaciones necesarias y el presupuesto final que requerirá la consolidación de los suelos en Arcos de la Frontera. El Ayuntamiento de Arcos ha realizado una estimación de la inversión requerida para los trabajos, cuantificándolos en unos cuatro millones de euros.