Detienen a una pareja por robar bicicletas en patios y trasteros de viviendas en Jerez

Los dos detenidos, un hombre y una mujer, son de origen marroquí y residían en Jerez. La pareja llevaba las piezas robadas a Marruecos para venderlas allí
bicis.jpg?fit=1000%2C548
Los dos detenidos, un hombre y una mujer, son de origen marroquí y residían en Jerez. La pareja llevaba las piezas robadas a Marruecos para venderlas allí

Agentes de la Policía Nacional han detenido a una pareja de origen magrebí, y residentes en la ciudad de Jerez, como los presuntos autores de varios robos de bicicletas cometidos durante las últimas semanas en patios, trasteros y casetas de jardín a las que accedían tras saltar los muros perimetrales de viviendas, en su mayoría unifamiliares y adosados, ubicados en barrios residenciales de la zona este de Jerez.

La Comisaría de Jerez incrementó la presencia de agentes uniformados en dicha zona e inició una investigación para descubrir a los autores de los robos. Los agentes consiguieron informaciones e indicios de delito que indicaban que un varón de origen marroquí, nacionalizado español, podría estar relacionado con los hechos investigados. El hombre podría estar transportando los efectos sustraídos a su país de origen para venderlos y obtener un elevado beneficio.

En tan sólo unas horas, los policías nacionales localizaron al sujeto e identificaron el vehículo tipo monovolumen utilizado por el mismo. En una primera inspección externa del turismo, comprobaron que el mismo cargaba tanto en el interior del habitáculo como encima de la baca instalada, cubierta una rafia, una multitud de bicicletas, ruedas, distintas piezas así como diversas herramientas.

Escalaba los muros de patios de viviendas y centro docentes

Los agentes incautaron el material y lo trasladaron hasta la comisaría de Jerez, donde se comprobó que varias de las bicicletas eran robadas. Por ello, tanto el hombre como su mujer fueron detenidos, al descubrir que ella conocía y ayudaba en las acciones llevadas a cabo por su marido, quien presuntamente merodeaba por los barrios residenciales de la zona este y escalaba los muros exteriores para apoderarse de las bicicletas que hubiera en los patios. En ocasiones incluso fracturaba las puertas de trasteros y casetas de jardín para apoderarse de las mismas.

El detenido llegó a acceder no solo a patios de viviendas sino también que llegó a introducirse en el recinto de varios centros educativos de primaria y secundaria de la zona cuando localizaba bicicletas atractivas en su interior, pertenecientes a chicos y chicas menores de edad.

La investigación desveló que el detenido realizaba constantes viajes hasta Marruecos, llegando a realizar hasta tres al mes. Al parecer, cuando tenía suficiente material robado cruzaba hasta el país vecino para vender las bicicletas en el mercado ilícito.

Todo apunta que en el momento de ser detenido el individuo preparaba otro viaje inminente, ya que cargaba en su vehículo diez bicicletas completas y treinta ruedas, todas ellas comprobadas como robadas y devueltas a los propietarios que han podido ser localizados. En el interior del domicilio de la pareja se hallaron otras cinco bicicletas robadas que fueron de la misma forma recuperadas.

La investigación ha sido realizada por agentes integrantes del Grupo I de Delitos contra el Patrimonio de la Brigada de Policía Judicial de la Comisaría de la Policía Nacional en Jerez de la Frontera (Cádiz)