Solicitan la creación de una playa canina en Sanlúcar de Barrameda

La medida se llevará al pleno local para su aprobación por la formación de Izquierda Unida en Sanlúcar

La ciudad de Sanlúcar de Barrameda no tiene en la actualidad ninguna playa ‘oficial’ a la que poder llevar en verano a las mascotas. De hecho, en el litoral gaditano, sólo la playa de Camposoto en San Fernando cuenta con una zona acotada para los animales. Un espacio que, a pesar de contar con la aprobación de la Junta para uso canino, los dueños de las mascotas han criticado por su complejo acceso y sus características.

Desde Izquierda Unida han anunciado que solicitarán en el próximo pleno del Ayuntamiento de Sanlúcar, que los grupos municipales aprueben para la temporada de verano de 2018 una zona habilitada como playa canina en la que se permita el baño a los animales domésticos; una propuesta que la formación recoge tras las peticiones y quejas de colectivos sociales de la ciudad y vecinos que tienen mascotas en sus casas.

En la actualidad, Sanlúcar cuenta con un espacio no oficial al que llevar a las mascotas. La playa de Montijo, entre la ciudad y el Puerto Pesquero, suele ser poco frecuentada por los bañistas debido a las numerosas rocas que tiene, por lo que muchas personas la utilizan para llevar a sus perros. Sin embargo, la formación de izquierdas aboga por hacerlo oficial y que sean los técnicos del Ayuntamiento quienes determinen el espacio acotado de la ‘playa canina’. A esto se suma promover una campaña local abierto a un nuevo ámbito turístico en el que Sanlúcar sea un “paisaje de animales domésticos”, sin olvidar establecer unas normas básicas de convivencias que se regulen a través de las ordenanzas municipales.

La creación de esta playa canina supondrá una mejora en la calidad de vida de muchos sanluqueños que conviven con mascotas, así como un atractivo para aquellos turistas y vecinos de otras localidades que viajen con ellas. “Sanlúcar puede tener con este tipo de playas un escaparate mundial que supondrá que sea incluida en las listas de playas que permiten animales domésticos. Representa un tipo de turismo diferenciado y de calidad y bien gestionado podría representar un nuevo nicho de mercado turístico”, han defendido desde Izquierda Unida.