Sanlúcar pondrá solución a la baja presión de agua en las viviendas

La Corporación municipal del Ayuntamiento de Sanlúcar sacó adelante la moción del PP dirigida a controlar la gestión de Aqualia y a solventar los problemas de presión de agua que están sufriendo varias zonas de la ciudad
Sensores-nocturnos-inteligentes-minimizan-las-pérdidas-de-agua-por-fugas-en-Sanlúcar.jpg?fit=1200%2C900
La Corporación municipal del Ayuntamiento de Sanlúcar sacó adelante la moción del PP dirigida a controlar la gestión de Aqualia y a solventar los problemas de presión de agua que están sufriendo varias zonas de la ciudad

El pleno municipal del Ayuntamiento de Sanlúcar aprobó ayer una batería de medidas encaminadas a solucionar los problemas con la presión del agua que están sufriendo numerosos vecinos de varias barriadas saluqueñas como Las Palmeras, quienes el lunes habían recogido 1.000 firmas para exigir a Aqualia y al Ayuntamiento que tomarán cartas en el asunto y pusieran en marcha medidas urgentes para paliar esta “grave situación”. Un conflicto que se ha producido también en zonas como Espíritu Santo, avenida de la Marina o Dehesilla.

En la iniciativa llevada a pleno por el PP de Sanlúcar, se solicitaba la creación de un consejo destinado a controlar el servicio de Aqualia y un plan de actuación para verificar la salubridad del agua. La propuesta, que salió adelante tras las abstenciones de PSOE y Por Sanlúcar sí se puede, incluía cambiar las instalaciones existentes por otras actuales y homologadas.

La portavoz del grupo popular, Ana Mestre, instó al alcalde de Sanlúcar durante el debate de este punto a que “pasase del parcheo” a planes organizados, en lo que los populares consideraban un asunto “urgente”. Mestre apremió al Gobierno Local a “tomar cartas en el asunto” y resolver la escasa presión de agua que se registra en varias zonas de Sanlúcar, “porque las chapuzas no tienen ya lugar”.

Los vecinos de Sanlúcar afectados llevan años con reivindicaciones diarias debido a los cortes de agua “sin previo aviso” que sufren y por contar con unos filtros obstruidos con sólidos y fangos, debido a unas instalaciones “antiguas y con un material que perjudica seriamente a la salud”.

“Sanlúcar tiene y debe tener unos servicios públicos básicos adaptados a los tiempos actuales y a las necesidades de los sanluqueños”, reivindicaba Ana Mestre en su intervención en el pleno.