Podemos Jerez condena las pintadas contra una vecina del centro

La formación morada ha culpado a la alcaldesa de Jerez de avivar la polémica con sus declaraciones y su "falta de criterio" para actuar sobre la polémica del ZAS

El último capítulo en la batalla que parece estar surgiendo entre vecinos y hosteleros del centro de Jerez se saldó ayer con la primera víctima. El casco histórico amaneció con pintadas ofensivas contra una de sus residentes: Begoña, que según apuntas varias personas, es “crítica” con los bares de la calle San Pablo, una de las catalogadas como Zona Acústicamente Saturada (ZAS), junto con Plaza Vargas y El Clavo.

Ante eso, Podemos Jerez ha condenado los actos vandálicos y ha culpado a la alcaldesa de Jerez Mamen Sánchez y al teniente de alcaldesa de Seguridad Francisco Camas por “la improvisación y falta de criterio” patente en la resolución del conflicto.

La alcaldesa avivó las brasas de esta polémica al asegurar que las quejas por el ruido siempre las ponen los mismos. “Parece no ser consciente de lo preocupante de la situación de nuestro centro histórico y los efectos negativos que suponen actuar por impulsos y sin ningún protocolo para solucionar los problemas”, han lamentado desde la formación morada en Jerez.

En Podemos han defendido la revitalización del centro pero “garantizando” la habitabilidad y el descanso de sus vecinos y han apostado por elaborar un modelo de ciudad “construido por todos en un proceso abierto y participativo” antes de poner en marcha medidas que están provocando la ‘bronca’ entre los vecinos y los hosteleros del casco histórico.

Además de condenar las pintadas, Podemos ha reiterado que no debe tolerarse “estas conductas incívicas que además hacen uso de un lenguaje machista”.