Me gusta la gente que llega a tiempo y no cuando tienen tiempo

Tribuna de opinión de Marina Peris, concejal del Partido Popular en El Puerto de Santa María
Marina Peris09/08/2017
IMG_20161010_095451.jpg?fit=1024%2C576
Tribuna de opinión de Marina Peris, concejal del Partido Popular en El Puerto de Santa María

Una vez más somos perjudicados en esta Ciudad de la falta de organización del Equipo de Gobierno de David de la Encina, no sabemos en este caso, si por “culpa del jefe o de los indios.

Hemos tenido diez largos meses para adecentar y tener a punto nuestra Ciudad, sobre todo las zonas de playas, donde mas afluencia de portuenses y visitantes hay en esta época estival, pues señores, no han llegado a tiempo, vemos de nuevo el desaguisado que han formado justo en el mes de Agosto en nuestro querido municipio.

Si, señores, Agosto. No han tenido tiempo los miembros del bipartito PSOE-IU de realizar la poda de los arboles, que yo misma llevo solicitando de diferentes zonas de Costa Oeste, poniendo voz a los vecinos. Los distintos miembros del equipo de gobierno han venido haciendo oídos sordos desde el mes de Marzo, que como representante del Partido Popular, llevo exigiéndole a los concejales del PSOE y de IU en relación a las podas necesarias en las zonas más turísticas de la ciudad, pero parecía que a ellos ese tema no les interesaba.

Pues bien, llegó el verano y ni cortos ni perezosos, inhabilitan los aparcamientos por una poda que debería haber estado hecha hace meses, provocando así una convivencia insostenible entre vecinos y veraneantes.

No obstante, nos alegramos que el Sr.de la Encina esta vez, por las quejas de los vecinos, a los que debería pedir disculpas, haya rectificado.

Eso sí, no puedo dejar pasar que De la Encina ha llegado tarde, sin organización, con un concejal delegado sin planificación alguna y perjudicando el bienestar de los vecinos del Ancla, que sin tener culpa de nada, han tenido que verse imposibilitados para aparcar por culpa de la nefasta gestión de este alcalde socialista, que está repercutiendo en todos los rincones de la ciudad, empeorando todo aquello que toca y sin ofrecer alternativa ante su incapacidad para gestionar un Ayuntamiento como el de El Puerto.