Javier Ruiz Arana: “El Ayuntamiento de Rota afronta y paga religiosamente a FCC”

El alcalde de Rota ha agradecido la paciencia de los ciudadanos durante los días que ha durado la huelga de basuras y ha acusado a la oposición de ponerse "de perfil" ante este conflicto

Rota ya tiene a su servicio de limpieza funcionando al cien por cien después de la huelga de basuras que comenzó a inicios de semana. El alcalde de Rota, Javier Ruiz Arana ha querido agradecer a los ciudadanos la “paciencia y comprensión” del pueblo durante estos días, asegurando que le hubiera gustado que se solucionara con anterioridad.

El primer edil quiso resaltar en rueda de prensa el papel mediador del Ayuntamiento de Rota en la crisis de las basuras. Un papel “serio y contundente” que se materializó el lunes con la convocatoria del Pleno extraordinario para secuestrar el servicio, dado el ‘bloqueo’ que FCC mantenía sobre la negociación del convenio colectivo. Ruiz Arana considera que el ‘secuestro’ fue una decisión “determinante” para que la empresa y plantilla culminaran con un acuerdo.

La ciudad ya ha retomado la normalidad después de que a las cinco y media de la tarde del jueves el servicio de recogida se reanudara. Desde el primer momento, el Gobierno de Rota ha mediado entre plantilla y concesionaria priorizando el interés general de la ciudad y las reivindicaciones de los trabajadores. El acuerdo al que han alcanzado ambas partes no es el deseado por los trabajadores pero sí se acerca a sus peticiones en una gran parte.

El Ayuntamiento de Rota abonó 11,5 millones de euros de deuda a FCC gracias a los pagos a proveedores

Javier Ruiz Arana ha asegurado que el gobierno está realizando los pagos correspondientes a FCC “aunque no al día”, en referencia al argumento de impago que esgrimió la oposición municipal, la que asegura el primer edil que “intenta confundir a la población”.

El consistorio roteño afronta pagos actuales y deudas contraídas años atrás con FCC y cifró el pago realizado mediante tres pagos a proveedores a la empresa concesionaria de 11,5 millones de euros. Deuda que la empresa ya ha cobrado y que ha pasado a deuda viva que el Ayuntamiento de Rota “paga religiosamente”.

El alcalde de Rota ha lamentado la actitud de la oposición asegurando que “se pone de perfil” a la hora de adoptar dicho acuerdo con su abstención, aprovechando “para introducir temas que nada tenían que ver con el conflicto. Ruiz Arana ha aclarado a los ciudadanos que el resultado de esta negociación, entre plantilla y empresa, y en la que este Ayuntamiento ha intermediado, “no afecta en absoluto a lo que estaba pactado entre el Ayuntamiento y la empresa concesionaria en el contrato firmado en mayo de 2016”.