Ganemos sobre el ZAS: “No se puede solucionar tres calles con características diferentes a la vez “

La formación jerezana pide al Gobierno Local diálogo con todas las partes implicadas en el conflicto ya que ésto no se va a solucionar "de manera espontánea"

Ganemos Jerez ha criticado que el Ayuntamiento de Jerez esté actuando con “arbitrariedad” a la hora de aplicar la normativa municipal relativa a las Zonas Altamente Saturadas, también conocida como ZAS.

El conflicto de su aplicación en la calle San Pablo y plazas Vargas y el Clavo, han llevado a un enfrentamiento entre hosteleros y vecinos que se ha saldado con pintadas contra una residente. Ante esto, la agrupación de electores ha pedido diálogo entre las partes y el Ayuntamiento de Jerez ya que ésto no se solucionará “de manera espontánea”. “El Equipo de gobierno debe tomar una actitud proactiva y valiente, y abrir el diálogo y el debate entre todas las partes implicadas, que no son sólo hosteleros y vecinos del centro de las zonas afectadas”, han defendido desde Ganemos.

La formación ha asegurado que las tres zonas declaradas como ZAS, son “muy diferentes” entre ellas y requieren una solución a medida para cada uno de los problemas que tiene. “No pueden aplicarse las mismas medidas a las tres zonas afectadas pues cada una de ellas tiene características y necesidades diferentes”, han declarado, recordando además que el ZAS es una medida temporal que lo que trata es de restablecer los niveles de ruido a los estándares normales para poder levantar esta declaración y aplicar medidas ordinarias.

Ganemos Jerez ha denunciado además que el Ayuntamiento no está aplicando ninguna campaña de difusión y concienciación entre vecinos, comerciantes y ciudadanos sobre los efectos de los elevados niveles de ruido en dichas zonas y que aparece recogido en el artítulo 7 del Plan Zonal de Mejora de la Zona ZAS (BOP 220, de 18 de Noviembre).

“Es necesario reforzar las medidas de cumplimiento de la normativa acústica en toda la ciudad de manera permanente. La declaración de las zonas ZAS se debe precisamente a ese incumplimiento de manera grave y reiterada”, han lamentado desde esta formación, quien ha apostado por “corregirla mala praxis” llevada en los últimos años a la hora de abrir un establecimiento en la ciudad y aplicar las ordenanzas municipales con un criterio único y no de manera “arbitraria”.