Urbanismo actúa de urgencia en un edificio de San Bartolomé, ante las denuncias de los vecinos

El Ayuntamiento de El Puerto toma medidas en esta finca abandonada tras la pasividad del propietario a acometer las obras indicadas por el consistorio

El Ayuntamiento de El Puerto de Santa María ha decidido actuar de urgencia en la finca número 41 de la calle San Bartolomé, un edificio de titularidad privada que ya en 2015 se advirtió a su propietario de la necesidad de ejecutar ciertas obras por seguridad, e incluso llegando a ponerle una multa coercitiva en mayo de 2017.

Ahora, Urbanismo ha destinado una cuantía total de 8.963,28 euros para proceder a la demolición y posterior enfoscado del zócalo por calle Palma, el resanado de paredes, el tabicado de ventanas y la colocación de una puerta de entrada para impedir el acceso y el corte del suministro eléctrico. También, con el fin de subsanar el peligro, se ha procedido a la retirada de basuras, enseres y escombros de todas las plantas de la finca, retirándose hasta 17 cubas.

La actuación se ha llevado a cabo por parte del Ayuntamiento debido a las numerosas denuncias de los vecinos de la zona y a la propia visualización del riesgo de salubridad existente en el edifico abandonado por parte de la Policía Local de El Puerto.

El teniente de alcalde delegado de Urbanismo, Ángel Quintana, ha defendido la actuación municipal ya que esta finca “se encontraba totalmente abandonada, con las puertas exteriores e interiores de la finca destruidas y que presentaba gran acumulación de basuras y escombros presentado riesgo para salubridad y seguridad de las personas”.