El Hotel Bodega Real recibió “amenazas encubiertas” para no acoger el acto de Hazte Oír en El Puerto

Hazte Oír denuncia que estas presiones proceden de 'lobbies' afines al Gobierno Local en El Puerto de Santa María

La asociación ultracatólica Hazte Oír ha hecho público un correo electrónico en el que los responsables del hotel portuense Bodega Real rechazan acoger en sus instalaciones el acto de esta organización por miedo a unas supuestas represalias.

En el email, puede leerse como se indica que han recibido “llamadas y correos con amenazas encubiertas”, que obligan al establecimiento a cancelar la convocatoria del pasado viernes 25 de agosto. Amenazas que según esta organización procederían de “grupos afines al Gobierno del Puerto de Santa María”, formado por Partido Socialista e Izquierda Unida.

Desde Hazte Oír han denunciado que estas presuntas amenazas no han ocurrido sólo en este hotel de El Puerto de Santa María, sino también en otros dos sitios con los que los responsables de esta asociación contactaron para celebrar su acto, como son el Monasterio de San Miguel y Eventos el Cortijo, ambos nombres facilitados por Hazte Oír.

Correo electrónico facilitado por Hazte Oír

Esta organización ha criticado duramente al Gobierno de El Puerto de Santa María – formado por PSOE e IU- a quienes acusan de impedir su acto en un primer momento en el Centro Cívico de la ciudad, prohibición que tuvo lugar tras tener conocimiento de que Hazte Oír estaba detrás de este evento y teniendo en cuenta que es una organización calificada de ‘non grata’ para la ciudad.

Tras los reveses y los impedimentos para celebrar su acto en un local privado, Hazte Oír “desafió” al Gobierno portuense y convocó a sus simpatizantes en la plaza Isaac Peral, frente al Ayuntamiento. Como contrapartida, detractores de esta organización se citaron también a la misma hora para “boicotear” y protestar por el acto “homófobo” que Hazte Oír pretendía celebrar.

A pesar de las tensiones y las consignas en contra de ambos lados, la jornada acabó sin incidentes ni detenidos.