María José González asegura que el líder de UGT negoció en 2014 una subida salarial “para sí mismo” de casi 5.000 euros al año

Jaime Álvarez01/09/2017
La delegada de Personal ha comparecido esta mañana para responder las acusaciones vertidas por UGT la semana pasada

El Ayuntamiento de Arcos de la Frontera ha negado las acusaciones vertidas por el sindicato UGT en relación a una presunta ‘persecución sindical’ del Gobierno local a miembros de su sindicato. Lo hace una semana más tarde de que el sindicato hiciera público, a través de un comunicado de prensa, que el Gobierno de Arcos ponga “continuos impedimentos para dinamitar las labores cotidianas” de personal perteneciente a su sindicato.

La delegada de Personal, María José González, ha explicado que han analizado toda la documentación y rescatado “documentos contrastables” para poder responder de forma oficial “con todas las garantías”. Aseguran desde el Ayuntamiento de Arcos que han actuado “con rigor” a la hora de eliminar “productividades escandalosas” que ascendían, en algunos casos a 3.000 euros en concepto de gratificaciones.

González ha calificado como “desfachatez” las acusaciones del sindicato. La delegada aseguró que el máximo responsable de UGT en la ciudad permaneció “muy callado” en disputas con el anterior equipo de gobierno de la ciudad. ” No recuerdo ninguna manifestación, ninguna concentración de protesta ante al ayuntamiento, ni ninguna rueda de prensa conjunta con algún partido político de la oposición, cuando los trabajadores municipales sufrieron un acoso desmesurado”, aseguró la delegada de Personal.

“Me gustaría invitar a los trabajadores que han sido y están siendo representados por este sindicato, a que revisen sus nóminas, y que nos expliquen cuanto les ha subido a ellos, tras la aprobación de esta RPT en el 2014. Muy probablemente no hayan visto modificación alguna”.

Según María José González, el máximo responsable de UGT negoció “para sí mismo” una subida salarial de poco más de 300 euros al mes en el marco de la negociación de la RPT en 2014. Casi 5.000 euros más al año que extrapola a los otros miembros del sindicato en el consistorio arcense en condiciones alegales en muchos de los casos.

Servicios Sociales contrata a “personas necesitadas” para ayudar al montaje de festejos

La delegada ha afirmado que el Gobierno de Arcos “no contrata” a empresas privadas para el montaje de eventos. La delegación de Fiestas realiza contratos a personas a través de Servicios Sociales para ayudar al montaje de dichos eventos. Además, habrían eliminado también las gratificaciones mensuales que cobraban hasta ahora que, en algunos casos alcanzaban los 2.000 euros. Para conseguir esta medida se realizarían los montajes de eventos en horarios laborales. También se ha eliminado el montaje de escenarios para eventos privados.

Con respecto a la figura del asesor a la que se refiere UGT, aseguran que no cobra “un euro más” de su sueldo. González asegura que “no es un asesor, es un funcionario de este ayuntamiento al que se le han dado una serie de funciones para que las lleve a cabo, y a cambio no recibe ni un solo euro de más”.

“La gestión de PP y AIPRO en materia de personal ha sido la peor de la historia”

María José González Peña ha apuntado a la gestión en materia de personal del anterior equipo de gobierno como responsable de esta situación, calificándola como “la peor de la historia”. Una situación, que critica la responsable municipal, “que no ha denunciado UGT en ningún momento y que ahora lo hace porque le afecta personalmente”.

González Peña ha defendido la gestión en materia de personal del Gobierno de Arcos. Asegura que han puesto fin a productividades “que no tenían razón de ser”, que en algunos casos ascendían a 3.000 o 4.000 euros al mes. La delegada ha asegurado que el Ayuntamiento de Arcos “no ha cedido” al chantaje de UGT de volver a subir los salarios a la cúpula del sindicato. “El equipo de gobierno va a gobernar con responsabilidad el dinero de todos los arcenses, sin pagar favores a nadie”.