Los alumnos del CEIP Pinar Hondo dan la bienvenida al nuevo curso escolar

El alcalde de El Puerto ha inaugurado el curso escolar en este centro escolar al que sus alumnos se han ido incorporando de manera escolada a lo largo de la mañana

Este lunes han comenzado las clases para los alumnos y alumnas de Infantil y Primaria de El Puerto de Santa María. El alcalde de la ciudad, David de la Encina, y la teniente de alcalde de Educación, Ana María Arias, han inaugurado el curso escolar en el CEIP Pinar Hondo, donde 400 alumnos acudían a clase, en un día en el que la directora de este centro, María del Carmen López, ha asegurado que “los padres estaban más nerviosos que los niños”.

El Puerto cuenta con un total de 29 centros, entre públicos, privados y concertados, por lo que el alcalde ha mostrado su apoyo y su agradecimiento a todos los docentes por su “impagable labor” con los alumnos y alumnas de cada uno de estos centros.

La edil de Educación ha recordado los trabajos que se han realizado por parte del Ayuntamiento, en los centros escolares de la ciudad, obras de limpieza, pintura, adecentamiento y poda de palmeras, y en el caso concreto del Pinar Hondo, la Junta de Andalucía también ha llevado a cabo mejoras en cuanto a la accesibilidad de los aseos para niños y niñas que padecen algún tipo de diversidad funcional.

La directora del CEIP Pinar Hondo, María del Carmen López Granero, ha valorado positivamente el primer día de clase de los escolares, que ha transcurrido con normalidad y de manera escalonada. Este centro ha recibido además, por tercer año consecutivo, el reconocimiento de Convivencia Positiva de la Delegación de Educación.

Aunque el ciclo de Infantil y Primaria ha dado comienzo este lunes, no será hasta el viernes 15 cuando el alumnado de FP y Bachillerato retome las clases.

Campaña anti-bullying

Una vez comenzadas las clases, la Asociación Libres de El Puerto ha advertido que los casos de bullying suelen registrarse en los niños de entre 9 y 13 años, aunque a veces puede aparecer mucho antes.

Por eso, desde esta asociación han recomendado que los padres y madres dialoguen cada día con sus hijos, “intentar que os cuenten su día y hacerles saber que siempre pueden contar con ustedes y que podréis ayudarles en lo que sea”, como medida para que los menores se sientan menos desprotegidos ante un posible caso de acoso escolar.

“Es importante educarles con total libertad sin distinción de origen, raza, sexo u orientación. Tenemos que enseñarles que cada persona es diferente y que está bien que seamos diferentes, que siempre se suele tener algo en común y que si no se tiene, nos ponemos de acuerdo”, han indicado también como un camino para evitar el fomento del bullying hacia aquellos menores más vulnerables.

El 900 018 018 es el teléfono contra el bullying, disponible las 24 horas y todos los días del año. Además, las llamadas a este servicio son gratuitas, anónimas y no aparecerán en la factura del teléfono.