Gambín, condenado a pagar los intereses de demora de una deuda municipal de hace veinte años

Jaime Álvarez12/09/2017
En total se reclama al alcalde de Arcos 150.000 euros en concepto de intereses por una deuda de la legislatura de 1991 que fue satisfecha a través de un plan de pago a proveedores
Isidoro Gambín, alcalde de Arcos, en rueda de prensa. Foto: MJ Romero

El alcalde de Arcos de la Frontera, Isidoro Gambín, ha sido condenado a pagar una multa coercitiva de 150.000 euros en concepto de intereses de demora de una deuda contraída por el consistorio durante la legislatura del año 1997 y que se pagó en su totalidad el año pasado a través de un Plan de Pago a proveedores. Gambín también ha sido imputado por un delito de desobediencia por no haber pagado a este empresario local.

El montante abonado que se reclamaba al Ayuntamiento de Arcos de la Frontera superaba los 200.000 euros y que se abonó por la tesorería municipal. El empresario había reclamado vía judicial el pago de los intereses. El alcalde de Arcos tendrá que abonar 500 euros mensuales que se retraerán de su nómina hasta que se satisfaga la deuda. Gambín considera que es una sentencia “injusta” que se suma a otros 40 requerimientos de pago que afectan al regidor arcense aunque muchos de ellos han sido recurridos.

Lo que más preocupa al alcalde de Arcos es la imputación del delito de desobediencia ya que no tiene responsabilidad sobre la deuda contraída. Gambín aseguró que es el alcalde “que menos cobra de la historia democrática de la ciudad” ya que consideró oportuno atribuirse una retribución similar a la de su puesto de trabajo anterior. Esta situación afecta gravemente en su economía personal y familiar. El Gobierno de Arcos ha abonado una gran parte de las deudas contraídas con los proveedores locales durante las anteriores legislaturas, a través de continuos planes de pago y pagos a proveedores.