El Ayuntamiento subirá el IBI, ICIO y el IAE en las próximas ordenanzas fiscales

Jaime Álvarez10/10/2017
El Gobierno de Rota realizará esta subida “por causas sobrevenidas” como los pagos sobrevenidos para hacer frente al pago de los intereses de demora por la cantidad que el Consistorio compensó por el IBI de la Base.

El Ayuntamiento de Rota subirá tres impuestos en las próximas ordenanzas fiscales “por causas sobrevenidas”. Lo ha explicado el delegado municipal de Hacienda, Manuel Bravo, que ha anunciado que se ven obligados a realizar pagos sobrevenidos de forma urgente y que no se pueden afrontar de forma completa e inmediata. Uno de esos abonos a los que el consistorio debe hacer frente es el pago de los intereses de demora por la cantidad que el Consistorio compensó por el IBI de la Base, exigido por la Agencia Tributaria.

Cumpliendo el Plan de Ajuste se está abonando “de forma puntual” el préstamo de 2,9 millones de euros que tuvo que solicitar para hacer frente a la sentencia que le obligaba a devolver los 2,9 millones compensados por el IBI de la Base. Pero además la Agencia Tributaria también ha solicitado los intereses de demora de esta cantidad, lo que supone pagar 790.390,40 euros. Un importe para el que el Ayuntamiento ha solicitado el fraccionamiento de pago, convirtiéndose así en 812.549,08 euros.

Las tasas municipales no subirán “bajo ningún concepto”

El Gobierno de Rota no tenía previstos estos gastos. Además, existen otros igualmente imprevistos que hay que afrontar con los ingresos de recaudación, sumado a los ingresos que el Gobierno de la Nación ha dejado de abonar a Rota a través del PIE. El Ayuntamiento de Rota debatirá en el próximo pleno del martes 17 de octubre las subidas de estos tres impuestos municipales.

Serán tres los impuestos, que no tasas municipales, la que sufrirán estas subidas. El ICIO, impuesto que se abona para solicitar licencias de obras, hace poco más de cinco años que no se modifica. Subirá del 3,3 por ciento al 3,4 por ciento. Una subida mínima para los que quieran iniciar una nueva obra. La segunda de las subidas se aplicará al Impuesto de Actividades Económicas, impuesto que no afecta a personas físicas, pequeños comercios y empresas y profesionales, sino a empresas jurídicas: sociedades, cooperativas, sociedades de bienes, etc, que hayan superado un volumen de venta de un millón de euros. La subida de este impuesto afectará en un 15% aunque se plantea en las nuevas ordenanzas la bonificación del 50% para empresas dedicadas a la hostelería, fundamentalmente a hoteles, siempre y cuando no cierren durante todo el año y mantengan o aumenten su capítulo de personal.

El Impuesto de Bienes Inmuebles aumentará un 2 por ciento. Teniendo en cuenta que la media de los recibos son unos 400 euros, la subida supondría unos ocho euros al año. En este punto, el delegado municipal ha recordado que el Plan Personalizado de Pago ofrece una rebaja del 2% de los impuestos, con el que se podría minimizar el incremento.

La subida se podría evitar si el Gobierno de España volviera a compensar a la Villa de Rota a través de la compensación económica por incluir a las personas que trabajan en la Base, y que aunque no están empadronadas en Rota, sí viven y hacen uso de los servicios públicos que ofrece el municipio. Serían unos 1,2 millones de euros.  En 2015 esta compensación permitió que el cómputo pasara de los 29.000 habitantes a 32.400, haciendo que los 6,4 millones que ingresa Rota por el PIE, se elevara en 2015 a 7,4 millones.

El Gobierno de España no ha vuelto a pagar a Rota por el incremento de población flotante en la ciudad. Sería un incremento de un millón en el PIE con la que el Gobierno local no sólo no hubieran subido los impuestos, sino que incluso se hubiesen podido bajar un 1,6%.