El Gobierno de Jerez anuncia una subida del agua “obligada por contrato”

La subida que plantea el Gobierno sólo afectaría a aquellas personas cuyo consumo de agua sea superior a los 30.000 litros, menos de un 4% de la población

El teniente de alcaldesa de Economía y Hacienda, Santiago Galván, ha anunciado en rueda de prensa que su gobierno va a “congelar” todas las tasas municipales a los ciudadanos, como el IBI el Impuesto de circulación o las plusvalías, pero sí ha anunciado que subirá la tasa del agua al estar “obligados por contrato” y el Impuesto de Actividades Económicas -también conocido como IAE- a aquellas empresas que facturen más de 1.000.000 de euros al año.

Galván ha explicado que este contrato fue firmado por María José García-Pelayo em 2012, cuando aún era alcaldesa de Jerez, y en cuya clausula 3.4 se indica que “la modificación de las tarifas y demás derechos económicos a percibir de los usuarios, se aprobarán por el Ayuntamiento con carácter anual, de oficio o a petición del concesionario. La revisión podrá basarse única y exclusivamente en la variación del IPC correspondiente a septiembre de cada año, así como las variaciones del coste del suministro del agua en alta”. En resumen, una subida del 0,2% del IPC y del 0,15% del agua en alta que será llevadas al pleno extraordinario del próximo martes.

Laura Álvarez y Santiago Galván en rueda de prensa. Foto: MJ Romero

Eso sí, la subida del agua en alta no se aplicará en todas las facturas, sino únicamente en aquellas incluidas en el bloque 3, es decir, para aquellas contratos donde se consuman más de 30.000 litros al mes. Esta medida solamente afectará a un 3,69% de la población jerezana, aproximadamente.

Con esta “medida de contención”, el Gobierno local pretende dejar fuera de esta subida de impuestos a las familias que consumen menos de 30.000 litros, “penalizando sólo a los de consumo máximo”. No se aplicará la subida del agua en alta pero sí la correspondiente al IPC.

Santiago Galván ha reiterado que esta subida es “impuesta por contrato” y a pleno se llevará también un informe de responsabilidad de los consejeros en donde se indican las posibles consecuencias económicas para el Ayuntamiento si no ejecuta la medida.

Aumento del IAE

En el pleno se debatirá también sobre la revisión al alza del IAE para las empresas que facturen más de 1.000.000 de euros al año.

Con la propuesta que plantea el Gobierno de Jerez, la ciudad pasaría de la decimoquinta posición a la sexta en ciudades de la provincia donde más caro está este impuesto, por debajo aún de municipios como Cádiz, El Puerto o Sanlúcar. Sin embargo, Galván ha descartado que esa subida propicie la “huida” de algunas empresas “como algunos quieren hacernos vender”.

El teniente de alcaldesa ha defendido que estas decisiones se han tomado para “perjudicar lo menos posible a las familias jerezanas, haciendo la presión fiscal en los que más tienen y pueden”. Así, la primera categoría pasaría al 3,60; la segunda al 3,40; la tercera al 2,80; la cuarta al 2,40; la quinta al 2 y la sexta al 1,70.

Al pleno se llevará también la inclusión de nuevas calles de la ciudad al callejero fiscal.