Una ciudadana portuense muere en Río de Janeiro por unos disparos de la Policía Militar brasileña

Jaime Álvarez23/10/2017
Se trata de una empresaria local que se encontraba en la ciudad y que viajaba en un coche de turistas en el momento del suceso

Una ciudadana de 67 años natural de El Puerto de Santa María ha muerto este lunes por los disparos realizados por la Policía Militar brasileña contra un vehículo que se saltó un control de seguridad rutinario en la favela de Rocinha, en Rio de Janeiro.

Según ha informado la agencia estatal de noticias ‘Agencia Brasil’ de acuerdo a la versión de la Policía brasileña, en torno a las diez y media de la mañana (hora local) un vehículo se saltó el control ubicado en la zona de Largo Boiadeiro y los agentes, sin saber quién iba en su interior, respondieron abriendo fuego.

La portuense, conocida empresaria en la ciudad, fue trasladada al Hospital Municipal Miguel Couto donde finalmente ha muerto. Señalan medios locales que, además de la fallecida, a bordo iban otros dos españoles y un italiano.

La agencia de noticias Europa Press ha publicado que poco antes, en torno a las 9.30, policías militares del Batallón de Choque se habían enfrentado con miembros de un grupo criminal en la misma zona y varios agentes resultaron heridos. La Policía Militar ha quedado a cargo de la investigación.

David de la Encina, consternado por este suceso

El alcalde David de la Encina ha mostrado su pesar e incredulidad ante los sucedido en Brasil que ha supuesto la pérdida de una vecina de El Puerto, gran amante de su ciudad y gran empresaria con actividad comercial en el casco histórico portuense.

El alcalde ha querida trasladar en nombre de la toda la ciudad su pesar y mensajes de condolencias a su familia, “muy conocida y querida en El Puerto por su contribución a la economía local dentro del sector empresarial y comercial, a la que enviamos palabras de ánimo y consuelo”.

El teniente de alcalde delegado de Seguridad, Ángel M. González, tras las investigaciones coordinadas con la embajada española en Brasil, confirmaba el fallecimiento de la portuense, de 67 años, por un disparo, supuestamente de un policía, cuando estaba de visita turística en Rocinha, la mayor favela de Rio de Janeiro.