El Ayuntamiento de Sanlúcar congela los impuestos municipales para 2018

Jaime Álvarez25/10/2017
El Ayuntamiento de Sanlúcar sólo debe subir por contrato según el IPC la tasa del agua, la tasa de cementerio y la de piscina cubierta. El resto de impuestos se mantendrían congeladas y se implementarían bonificaciones fiscales para familias numerosas

Bonificaciones para familias numerosas por el IBI y la congelación de casi todos los impuestos municipales. Es la propuesta que elevará la delegada municipal de Economía y Hacienda del Ayuntamiento de Sanlúcar de Barrameda, Inmaculada Muñoz, al Pleno del próximo martes sobre las nuevas ordenanzas fiscales 2018. Unas ordenanzas que vienen regidas además desde la elaboración del nuevo plan de ajuste del pasado mes de abril con la estimación de no elevar la presión fiscal a los ciudadanos.

El Gobierno local se ve obligado además a aplicar la subida del IPC por contrato a cuatro áreas: el agua, la escuela de vela, el cementerio y la piscina cubierta. Un aumento que hay que realizar sí o sí y que se produce de forma similar en otros municipios del entorno que hay que repercutir, en el caso del agua, a las concesionarias. Este año además existe una nueva funcionalidad en el pago de tributos a través de ERRESAN: se podrá desde este año abonar las tasas a través de tarjeta bancaria.

“El Ayuntamiento de Sanlúcar sigue sometido a las limitaciones de Madrid”

El impuesto que todos los ciudadanos propietarios debemos abonar, el Impuesto de Bienes Inmuebles, es el que más ha centrado la atención de la responsable de las arcas sanluqueñas. Para este ejercicio se plantea un aumento en las bonificaciones de las familias numerosas, incrementando todos los tramos un 10%, pasando del 50% al 60% y llegando hasta el 90% en algunos casos, dependiendo del valor catastral del inmueble y del número de hijos.

Con respecto a la inclusión de Sanlúcar en la lista de municipios en las que se aplicará una subida catastral en el próximo ejercicio y que les avanzamos en este medio, el Gobierno local ha asegurado que solicitaron el pasado cinco de octubre un recurso para que no se aplicara dicho aumento solicitando la revisión de estos valores.  Por resolución de 19 de septiembre publicada en el BOE, el Gobierno de España ha vuelto a incluir en el listado de Ayuntamientos de toda España a los que se les debe actualizar los valores catastrales en un 4%.

“Tenemos que volver a decir que no estamos de acuerdo con este criterio”

Aseguran desde el Gobierno local que ya están lo suficientemente actualizados estos valores y por ello están a la espera de la resolución de este recurso. Si no fuera admitido y se volviera a repetir el ‘catastrazo’ en la ciudad de Sanlúcar de Barrameda, el Gobierno local volvería a repetir la operación realizada el año pasado: la rebaja del cuatro por ciento del tipo impositivo que corresponde directamente al Ayuntamiento de Sanlúcar de Barrameda para que el ciudadano no sufra la subida que decreta Madrid en el recibo del IBI.

En este sentido, criticó a IU, ya que este partido, al igual que el resto de grupos, está informado del recurso interpuesto ante Hacienda y que se explicó en la junta de portavoces de la semana pasada donde se les detalló en una jornada de trabajo las ordenanzas con los técnicos municipales. Que digan que pongamos un recurso –agregó Muñoz- “es de un cinismo y de una mala fe preocupante”. El concejal de la formación, Fernando Cabral, sugirió en una columna de opinión en este medio de comunicación que el Gobierno local interpusiera un recurso ante esta subida programada.

Respecto a la tasa de agua, alcantarillado y depuración se actualiza al IPC y se mantienen las bonificaciones del 25% para las familias numerosas. Se sigue manteniendo también el mismo criterio que en 2017 respecto de los consumos cuando hay fugas por averías, en la que si el usuario certifica esta circunstancia y que se ha actuado con diligencia se le liquidara en base al consumo medio de los bimestres anteriores.

“Estas son las Ordenanzas para 2018, con una congelación generalizada de todos los impuestos y con apuestas importante por una nueva imagen de la Feria de la Manzanilla, y unas ordenanzas que intentan rebajar la presión fiscal en forma de bonificaciones con colectivos vulnerables como desempleados, pensionistas o familias numerosas”

Se actualizan igualmente al IPC, como recogen sus contratos, la piscina cubierta, la escuela de vela y cementerio y tanatorio. Respecto al servicio del tanatorio se introducen dos importantes novedades: en la actualidad tanto para las concesiones como para las renovaciones de los nichos había que pagar por anticipado la concesión mínima de 5 años, y ahora se puede renovar y pagar anualmente. Además se propone una rebaja del 50% del coste de limpieza y mantenimiento de los nichos y columbarios.

También quedan congelados los impuestos como ICIO, IVTM y Plusvalías, que como con respecto a estas últimas no se ha modificado la ley se sigue mantiene el criterio de suspender aquellas liquidaciones que los ciudadanos puedan demostrar que no ha habido ganancia patrimonial.

Se mantienen además las ayudas para nuevas empresas, que han convertido este año a Sanlúcar en la cabeza de la creación de empresas en la provincia. Se conceden ayudas de 1000€ para la apertura de cualquier establecimiento en nuestra ciudad, ayudas para el fomento del empleo estable con subvenciones de 1000€ por trabajador indefinido que se haya realizado desde el mes de enero, y de 1500€ si son trabajadores de inclusión social, jóvenes menores de 35 años sin empleo anterior o mujeres víctimas de violencia de género o machista.

El Gobierno local propone modificar la tasa de los caseteros de Feria

Para este próximo pleno se quiere llevar una modificación de la ordenanza fiscal con respecto de la tasa de los Módulos de Caseta de Baile de la Feria de la Manzanilla. Se pasará a pagar por metro cuadrado, estableciendo en 24 euros el metro cuadrado, y siendo la ocupación no inferior a 50 metros.

El precio de la tasa recoge el material, montaje y desmontaje de estructura de aluminio, tímpanos, cerramiento de toldos, cerramiento de chapa de parte trasera y el fondo de los laterales, entarimado del suelo completo de la caseta certificado de instalación de baja e instalación de cuadro, punto de fuerzas y conexión y caja sectorial.

En cuanto al pago de los impuestos, Inmaculada Muñoz recordó que, como en años anteriores, se seguirán dando facilidades para los fraccionamientos de aquellas personas con dificultades y para deudas cuantiosas que se podrán abonar en un plazo más amplio: de 60 meses a 120 meses.