La pradera de Chapín se vuelve loca con la ‘Crazy Cross’

La primera carrera de obstáculos hinchables de Europa llegaba este domingo a Jerez con más de 1.200 participantes
Uno de los participantes de la Crazy Cross, saltando en uno de los hinchables. Foto: MJ Romero

Más de 1.200 corredores han participado en la carrera de obstáculos hinchables más crazy de España. Saltos, tropezones, golpes, toboganes y una caída libre de tres metros son sólo algunas de las imágenes que ha dejado esta mañana la pradera de Chapín.

La ‘Crazy Cross’ llegaba a Jerez con todas las entradas agotadas, tras superar en Sevilla las 2.000 inscripciones, y la mañana ha dejado muchos tropezones pero también risas y ganas de pasarlo bien. Una carrera diferente ya que los corredores iban ataviados con disfraces de lo más variado. Superhéroes de todos los cómics de Marvel y DC, vikingos, gallinas, tortugas ninjas, bolos, muchos tutús de bailarinas y hasta una caca con sus moscas alrededor, han desfilado desde las 10 de la mañana por esta pradera, que echaba el cierre pasadas las dos y media de la tarde.

Además de la dificultad que tenía correr con algunos de los disfraces customizados, los participantes han tenido que superar hasta once hinchables de diferentes dificultades y combatir el fuerte calor que esta mañana azotaba en Jerez y en la explanada.

Toboganes de agua, rocódromos, hinchables de equilibrios, de cilindros verticales y horizontales y de una caída libre de tres metros de altura, han hecho las delicias de todos los que se han reunido hoy en Chapín con ganas de volverse locos por unas horas.

La carrera además tenía un aliciente y es que todo el que haya pasado por el photocall del evento entrará en el concurso de disfraces, donde se puntuará a los mejores y podrán ganar hasta 15 inscripciones para repetir experiencia el año que viene en todas las Crazys que se hagan.

En Jerez, la ‘Crazy Cross’ ha sido un éxito de convocatoria y la organización ya “amenaza” con volver loca de nuevo a la pradera de Chapín el año que viene.