Un hombre de 84 años acaba flotando a la deriva a 50 metros de la playa de Valdelagrana

El hombre fue rescatado tras caer al mar desde un espigón en El Puerto de Santa María y estar más de dos horas a la deriva

Agentes de la Policía Nacional han rescatado en El Puerto de Santa María a un hombre de 84 años de edad que estuvo flotando a la deriva durante más de dos horas en las inmediaciones de la playa de Valdelagrana.

La intervención se inició sobre las 12:30 horas del sábado, cuando la Sala Operativa del 091 recibió la llamada de un ciudadano para informar que había observado la presencia del cuerpo de una persona  flotando en el agua a la altura de la playa de un espigón de la playa de Valdelagrana y que al parecer llevaba varias horas en el mar.

Hasta el lugar se desplazaron varios indicativos de los Grupos de Atención al Ciudadano, los conocidos radiopatrullas, cuyos agentes se entrevistaron con varios testigos que les informaron que a una distancia de 50 metros se encontraba una persona mayor vestida y flotando boca arriba a la deriva. Los policías observaron cómo el hombre movía levemente la mano izquierda, constatando que aún mantenía las constantes vitales.

Al comprobar que la persona precipitada continuaba con vida, dos agentes no dudaron en lanzarse al agua para rescatarle mientras que los otros agentes les apoyaban desde la orilla del espigón para facilitar la evacuación.

Una vez en tierra, el hombre fue trasladado hasta la parte alta del espigón, salvando el gran desnivel de las rocas, donde se le realizaron los primeros auxilios. Debido al cuadro de hipotermia que presentaba, fue despojado de la ropa que vestía y arropado con prendas de los propios policías y de otros ciudadanos allí presentes.

Minutos más tarde, se personaron en el lugar los servicios sanitarios que tras realizarle una primera valoración trasladaron a la víctima hasta el Hospital de El Puerto de Santa María, donde se recupera de la hipotermia sufrida y  de los golpes producidos al caerse del espigón. Los servicios sanitarios indicaron que de no haber sido por la rápida actuación la vida del hombre habría peligrado.

El hombre, de 84 años de edad y residente en El Puerto de Santa María, relató a los agentes que esa mañana había salido de casa para desayunar y dar un paseo por el Espigón pero que desconoce las causas que motivaron su caída al agua. Tras pedir auxilio en repetidas ocasiones y ver que nadie le ayudaba decidió dejarse llevar a la deriva.

La intervención ha sido realizada por agentes de los Grupos de Atención al Ciudadano pertenecientes a la Brigada de Seguridad Ciudadana de la Comisaría de El Puerto de Santa María.