Las zambombas “oficiales” se celebrarán del 30 de noviembre al 25 de diciembre

No necesitarán autorización municipal aquellas zambombas de carácter estrictamente privado o familiar, ni las celebradas en establecimientos que tengan un fuerte carácter participativo, tal y como se recoge en el bando municipal

El Ayuntamiento de Jerez ha publicado el bando por el que se regula las autorizaciones municipales para la celebración de las tradicionales zambombas en establecimientos de hostelería y otros lugares. El bando establece como periodo oficial de celebración de estas zambombas -declaradas Bien de Interés Cultural (BIC)- entre el 30 de noviembre y el 25 de diciembre, ambos inclusive.

El bando establece que están sujetas a autorización municipal las zambombas que se celebren en la vía pública, permitiendo solamente “aquéllas que sean organizadas o promovidas por asociaciones culturales, vecinales, de comerciantes, de hostelería y otras entidades sin ánimo de lucro”. También requieren de autorización municipal aquéllas que sean de tipo ‘profesional’, “concebidas como espectáculo musical, que se pretendan llevar a cabo en establecimientos autorizados para una actividad diferente”.

Zambombas que no requieren de autorización municipal

Por otro lado, no requieren de autorización administrativa “las zambombas de carácter estrictamente privado o familiar”, si bien, el bando especifica que “deberán de desarrollarse en recintos que reúnan las condiciones de seguridad y sin superar los niveles de ruido  que exige la convivencia ciudadana”.

Tampoco requieren de autorización “las zambombas tradicionales en establecimientos, entendidas y concebidas como una celebración de fuerte carácter participativo, y que se pretendan desarrollar en establecimientos públicos que cuenten con licencia municipal para discoteca, pub o bar con música, bares, cafeterías y restaurantes, pues en tal caso la celebración no implica alteración del local, no se precisa una adecuación determinada, ni modificación de sus características técnicas y por tanto no tendría la consideración de espectáculo público o actividad recreativa”.

En este caso se establecen una serie de condiciones, como que  que las celebraciones “no superen los límites de ruidos admisibles que exige la convivencia ciudadana y respeto a los demás, o que impliquen el incumplimiento de los límites contemplados en la licencia”.

Asimismo, tampoco requerirán de autorización los establecimientos autorizados para salas de fiestas, celebraciones, teatro o auditorios, “al amparo de su licencia de apertura permanente, siempre que no se alteren las condiciones de la ciencia”.

En cuanto a la celebración de zambombas en Zonas Acústicamente Saturadas (ZAS), el bando establece que estarán sujetas “a lo dispuesto en su Plan Zonal de Mejora”.