San Mateo se llena de vida gracias al Festival Mujeres de Intramuros

Este fin de semana, la Plaza del Mercado de Jerez ha acogido la celebración del I Festival de Mujeres de Intramuros, con una asistencia de público bastante amplia y que cumple las expectativas de sus organizadores
Batucada en la Plaza del Mercado durante el Festival de Mujeres de Intramuros- Foto: MJ Romero

A pesar de la premura de tiempo para organizar un ambicioso festival como es este de las Mujeres de Intramuros, este fin de semana en el barrio jerezano de San Mateo ha dejado patente que si se quiere, se puede. La organización del evento – coordinados por los miembros de Izquierda Unida en Jerez a través de una partida presupuestaria del Ayuntamiento de Jerez- ha sabido solventar las dificultades iniciales ocasionadas por la falta de difusión del evento y los obstáculos para tener a tiempo toda la papelería, polémica avivada el viernes por una página web de la ciudad donde se calificaba de “fracaso” la asistencia el viernes a este Festival.

Sin embargo, el sábado y el domingo la afluencia de público en las diferentes actividades que se realizaron sirvió para enmendar ese extraño comienzo. El concierto de La Chocolata el sábado por la noche en la plaza del Mercado congregó a más de cien personas y el resto de propuestas ha contado con una presencia importante de participantes, tal y como reconocían a este medio sus organizadores, cumpliendo de este modo con las expectativas depositadas para este fin de semana.

El domingo, el fin de fiesta lo pusieron a partes iguales el concierto de Arpa Jonda en la Casa de la Mujer y de María Arnal y Marcel Bagés en la Plaza del Mercado. Ambos contaron con una gran acogida, de hecho, la cola para acceder a la Casa de la Mujer llegaba casi hasta la misma plaza minutos antes de que Ana Crismán y Concha Medina mostrasen en Jerez cómo el arpa también tiene soniquetes flamencos. Poco después de las dos de la tarde, comenzaba el concierto que cerraría este festival hasta el año que viene, un colofón musical aderezado por el ajo y la berza típicos de esta época del año y de esta tierra.

La primera edición del Festival de Mujeres de Intramuros ha tenido un fuerte carácter femenino en sus actuaciones, charlas y rutas guiadas por el barrio, logrando visibilizar a un sector de la población mundial que en muchos lugares es silenciado o ignorado. El festival ha dado voz a esas mujeres durante tres días intensos.

Concierto de Arpa Jonda dentro del Festival de Mujeres de Intramuros- Foto: MJ Romero

Conciertos de diferentes estilos, batucadas, pasacalles, magia para los menores, conferencias en el Museo Arqueológico, todo ello para ofrecer un cartel de actividades muy variadas que ha acercado a la población a este barrio señero de Jerez, que necesita de más apoyo y revitalización para dejar de ser otra de las zonas olvidadas de la ciudad y recuperar el esplendor de épocas pasadas.

Desde la organización han adelantado que en la segunda edición tratarán de unificar todas las actividades en un mismo punto, para que así no se produzca ninguna ‘dispersión’ de personas durante esos días, y todos se aglutinen en un sólo espacio.