Proponen crear un Consejo Regulador de las zambombas jerezanas

Ciudadanos Jerez organiza un "café ciudadano" para debatir sobre estas celebraciones tradicionales como antesala de la Navidad

“Zambomba jerezana: pasado, presente y futuro de la fiesta”, bajo este título la formación de Ciudadanos Jerez ha organizado el segundo café ciudadano de esta temporada.

Sobre la mesa se han puesto cuestiones como el boom que han experimentado en los últimos años la zambombas, siendo incluso calificada como Bien de Interés Cultural, y que ha degenerado en la celebración de ‘macrozambombas’ en locales no habilitados para ello, más parecidos a botellones que a la fiesta tradicional y que provocan un problema de seguridad y limpieza en las calles de Jerez.

Manuel Moreno Román, especialista en flamenco y dedicado gran parte de su vida a las peñas flamencas de Jerez, ha señalado que “igual que ha pasado con la Bulería o las saetas, los jerezanos somos muy propensos a pasar de un extremo a otro”, y ha explicado que “de esta forma pasamos de algo que era celebrado de forma particular a una celebración pública con lo que conlleva a un grave peligro de que se desvirtúe la propia esencia de la zambomba”. Para Moreno, “el flamenco no es un arte que tenga que aislarse de la evolución pero si tiene que mantener ese equilibrio necesario pero mantener identidad de la zambomba jerezana, ya que es lo que le diferencia del resto de zambombas”.

El propietario del restaurante Tendido 6, Juan Miguel de la Flor, ha manifestado en su intervención que “la zambomba jerezana hoy en día es una fuente de riqueza”, y ha anunciado que, como ejemplo a esta generación de riqueza, tiene previstas para estas navidades la celebración de 26 zambombas tradicionales en su establecimiento, cuadriplicando los contratos y el personal que habitualmente tiene, además de ser “una forma gratuita de promocionar la ciudad, no hay mejor embajador de la zambomba que un jerezano fuera de Jerez, lo que produce que vengan a conocerla gente de fuera de la ciudad cada año”.

Ambos ponentes se han mostrado radicalmente en contra a que las fechas de celebración de las zambombas se adelanten o pospongan al período meramente navideño, ya que según han indicado “se puede llegar a una mercantilización en exceso del fenómeno de la zambomba”. Además, añaden “esta situación puede llegar a provocar saturación, y ya sabemos que todo exceso tiene sus consecuencias”.

Esta mesa de debate ha finalizado con una conclusión clara, la de encontrar un equilibrio entre el potencial económico que supone para la ciudad estas celebraciones y mantener la naturalidad y esencia de esta tradición jerezana. Entre las ideas lanzadas en este encuentro se ha propuesto la creación de un Consejo Regulador de la Zambomba, que esté ligado al ayuntamiento pero formado por profesionales y expertos en esta materia. Este Consejo haría las veces de órgano vigilante para que la celebración cada zambomba cumpla con los requisitos de lo que realmente es una zambomba tradicional.

El encuentro ha estado moderado por el concejal de Ciudadanos Jerez, Mario Rosado, y el coordinador la agrupación, Carlos Puerto.