El Puerto anima a comprar juguetes que no fomenten el sexismo y la desigualdad

‘Jugando con libertad, crecemos en igualdad’ es la campaña lanzada por el Ayuntamiento de El Puerto y que ya están haciendo llegar a colegios, comercios y asociaciones de la ciudad
campaña ‘Jugando con libertad, crecemos en igualdad’ de El Puerto

El Ayuntamiento de El Puerto de Santa María ha lanzado la segunda edición de su campaña de concienciación ‘Jugando con libertad, crecemos en igualdad’, en la que se trata de sensibilizar sobre el uso de juguetes no sexistas. Una campaña que se trasladará hasta los centros escolares de la ciudad, las asociaciones vecinales, los colectivos sociales y los comercios tradicionales.

“Llegar a la sociedad con un mensaje claro en defensa de la infancia, protegiendo los derechos de los niños y las niñas a jugar en igualdad sin limitar sus posibilidades y su universo”, así ha definido la campaña la concejala de Igualdad, Matilde Roselló, que supone “un gran reto” para los adultos que en estas fechas inician las compras navideñas de juguetes para los Reyes y la Navidad.

En esta segunda edición de la campaña se hace hincapié en la libre elección de los juguetes, independientemente de si es niño o niña el que los recibe, algo importante en edades tempranas ya que es ahora cuando “aprenden a ser mayores de una forma desigual y discriminatoria tanto para las chicas como para los chicos y la violencia de género es la más dramática de las consecuencias de esta desigualdad que observamos ya en los juegos y juguetes”, ha matizado Roselló. Una discriminación que su sufren las mujeres en la sociedad, por lo que es necesario “luchar contra esas discriminaciones que se sustentan, en su gran mayoría, en la atribución desde temprana edad de roles a hombres y mujeres en función de su sexo, unos roles que vienen ya identificados en  juegos y juguetes que son al fin y al cabo herramientas para que las niñas y los niños aprendan a vivir en sociedad”.

La campaña ya está visible en los centros escolares y se pretender llevar a asociaciones vecinales y comercios, “para que reflexionemos sobre la importancia de crecer en igualdad sin discriminaciones y dando libertad a niños y niñas en su proceso de aprendizaje”.