Las obras realizadas en las Covachas reducirán las filtraciones de agua en su interior

El Ayuntamiento de Sanlúcar está actuando en los jardines del Palacio Ducal para proteger las Covachas y el entorno del Mercado de Abastos

El Ayuntamiento de Sanlúcar está trabajando en los jardines del Palacio Ducal situado sobre el monumento de las Covachas, dentro de la última fase del proyecto global de rehabilitación del Mercado de Abastos de Sanlúcar y el entorno de las Covachas.

Los trabajos consisten en la ejecución de un drenaje perimetral en la zona de huerta conocida como ‘Jardín de los Limones’, intentando canalizar las aguas de lluvia y con el fin de minimizar las filtraciones y humedades que se producen en el interior de las Covachas.

El actual sistema de drenaje consiste en la salida libre del agua de lluvia a través de los rebosaderos existentes en el muro hacia el terreno inmediatamente inferior, provocando fuertes golpes de agua y la filtración de la totalidad de la misma, lo que afecta negativamente a la estructura e integridad de las Covachas, Bien de Interés Cultural (BIC), con la categoría de Monumento, con nivel de protección integral según el Catálogo del Plan General (A-38).

Además, se ha proyectado un acerado de protección junto al muro superior del palacio y una canaleta de pluviales junto a la formación de merlones sobre las Covachas, continuando la ya existente. El agua canalizada a través de estos tubos de drenajes y canaletas se conducirá hacia los jardines situados a una cota inferior.

Investigación arqueológica

Al prever aperturas de zanjas en dicho entorno protegido, Bien de Interés Cultural (BIC) “Palacio Duques de Medina Sidonia”, (A-22) y su entorno de protección, se obtuvo la correspondiente autorización de la Consejería de Cultura para la actividad arqueológica preventiva de control arqueológico de movimientos de tierra, dando continuidad a la investigación arqueológica llevada a cabo desde el inicio de las obras.

Cabe reseñar el carácter conservador de las actuaciones realizadas hasta el momento como de las que restan por ejecutar, incluyendo, además de la rehabilitación completa del Mercado de Abastos, la restauración de paramentos de la cerca ducal y su correspondiente análisis paramental como actividad arqueológica preventiva, realizando catas, consolidando la fábrica existente y aplicando nuevos revestimientos.

La separación del volumen del mercado de la muralla ha supuesto la apertura total de la antigua Calle Jardines, recuperando la traza histórica reflejada en los planos de 1725 y 1800, antes de la reforma de 1882 que ocupó por completo la antigua Plaza de Belén, remodelando el espacio urbano formado por la arquería del siglo XV, las nuevas fachadas del mercado, el desnivel de la Cuesta de Belén y la continuidad de la cerca ducal. Incluso se han puesto en valor los restos arqueológicos localizados en la calle Trascuesta.

Las obras del mercado de abastos siguen su curso en esta última fase. Todos los grupos políticos han tenido la oportunidad de conocer ya el estado de las instalaciones, ya que el gobierno local organizó una visita a la plaza junto a los técnicos de la Gerencia Municipal de Urbanismo, quienes les explicaron los trabajos y solventaron las dudas que se les plantearon.